La Gomera

Una deuda deja a San Sebastián de La Gomera sin banda de música

El impago de 175.000 euros a la Seguridad Social por contratos irregulares con los cuatro profesores lleva a la junta directiva al cierre de la asociación Nuestra Señora de Guadalupe

La últyima junta directiva de la banda de San Sebastián de La Gomera / DA

En 1984 se fundó la Asociación Musical Nuestra Señora de Guadalupe, que seguía la estela de la banda Unión y Progreso, nacida hace un siglo en San Sebastián de La Gomera. Pero hace apenas una semana ha echado el candado a causa de una deuda con la Seguridad Social a la que no puede hacer frente la junta directiva, que iba a cumplir el día 20 un año en el cargo.

Según ha podido saber este periódico, la deuda generada por la gestión de anteriores directivas por el irregular pago como autónomos a los cuatro profesores, despedidos el 15 de mayo, asciende a 175.000 euros, entre el impago a la Seguridad Social, la propia sanción y los intereses de demora.

La junta directiva encabezada por Fabio Mendoza Herrera y compuesta por 12 personas entre padres de alumnos, músicos y socios colaboradores, decidió el 4 de junio, en asamblea extraordinaria, por 33 votos a favor, 1 abstención y 1 voto en contra la disolución de la asociación por causas económicas, 20 días después de rescindir el contrato a los cuatro profesores, entre ellos al director valenciano, y dejar sin partitura a 40 miembros de la asociación.

Desde el Ayuntamiento de San Sebastián ya se han iniciado los trámites para hacerse cargo del pago de los profesores -no los ahora despedidos- y apoyar -subvencionaba a la banda con 20.000 euros- una escuela de música que sirva para no dejar huérfana de banda a la capital.

Recuerda Fabio Mendoza que “el primer golpe llegó en octubre de 2017, con una sentencia a favor de una exprofesora que obligaba a pagarle la cantidad de 23. 000 euros en reconocimiento a un despido improcedente”, lo que puso sobre la pista a la Seguridad Social que después de una inspección de Trabajo denunció que el resto de profesores se encontraban en régimen de falso autónomo. “Entonces si que el barco ya comenzaba a hundirse”, reconoce el presidente de Nuestra Señora de Guadalupe. “Nos obligaron a poner a los profesores en el régimen general de la Seguridad Social, lo que hicimos en febrero y pagar una deuda de 175.000 euros de seguros de los últimos cuatro años, pero no pudimos negociar plazos y nos vimos obligado a despedir a los profesores y convocar una asamblea para cerrar la asociación”.