santa cruz

A más tiempo en la sede de la Policía Local santacrucera, mayor probabilidad de cáncer

Prevención de Riesgos Laborales enviará los resultados a Salud Pública, pero descarta que haya fuentes que causen la enfermedad en Tres de Mayo
Fachada del edificio sede de la Policía Local de Santa Cruz
Fachada del edificio sede de la Policía Local de Santa Cruz
Fachada del edificio sede de la Policía Local de Santa Cruz. / AG

El riesgo de padecer cáncer de los 431 trabajadores de la plantilla de la Policía Local de Santa Cruz es mayor que el de la población del municipio y de Canarias en general. Concretamente, la prevalencia en ellos es del 4,4%, frente al 2,1% del resto. Un mayor riesgo que se asocia a la permanencia en la sede que el cuerpo policial tiene en el edificio de la avenida Tres de Mayo. Esta es la conclusión principal que se extrae del estudio epidemiológico que el área de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento de Santa Cruz encargó a la Universidad de La Laguna para conocer si el elevado número de casos de cáncer detectados en los últimos años en la Policía Local (19), y más concretamente en la sede de Tres de Mayo, obedecía a alguna causa radicada en el edificio, algo que estudios anteriores han descartado.

El trabajo en cuestión, al que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS, realizado por el doctor Antonio Cabrera, Jefe de la Unidad de Investigación del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, establece que, según los datos analizados (189 de los 431 trabajadores respondieron a las encuestas), es el factor “permanencia” en la sede de Tres de Mayo el que se asocia a ese mayor incremento de riesgo de cáncer. Sin embargo, el doctor abre la puerta a que no sea el edificio propiamente dicho el causante de ese mayor riesgo, ya que no puede descartarse que “tal riesgo sea por algún factor del entorno del edificio en lugar de la propia sede”.

Sin embargo, para la sección de Prevención de Riesgos Laborales, una vez recibido el citado estudio, se afirma que, incorporando otras variantes, “se puede concluir que los cánceres diagnosticados en este centro de trabajo no están asociados a condición de trabajo o exposición laboral actual alguna”. La explicación que se da para llegar a esta última conclusión es que, junto con el informe del doctor Cabrera, se han de tener en cuenta otros datos analizados en años anteriores. Así se reseña que la mayor prevalencia entre los trabajadores puede deberse a que los cánceres detectados, de naturaleza muy diversa entre sí, se concentran en el periodo 2006-2011 (más del doble de casos que en el periodo 2012-2016). “Esto lleva a tener una incidencia global superior a la de la media de la población”.

Fuentes

En el citado trabajo se recuerda que se han estudiado las posibles fuentes de riesgo ambientales en el edificio: radón, radiaciones electromagnéticas, amianto, etc., que además se asocian a tipos de cáncer muy concretos, “no existiendo niveles de riesgo mínimamente significativos”. Ni el estilo de vida ni la utilización de emisoras produce resultados significativos con relación a la mayor o menor aparición de casos de cáncer.

El estudio indica que, aunque “numéricamente existe una correlación entre más años de permanencia en el edificio y mayor número de casos de cáncer detectados”, no se tiene en cuenta el tiempo de permanencia diario en la sede de Tres de Mayo. Se añade que a más edad, más riesgo, y que, ante la diversidad de tipos de casos de cáncer detectados, “una debilidad” del estudio, se consultó la existencia de situaciones parecidas. El resultado de esta consulta fue que “es muy poco probable que haya una misma fuente de riesgo (factor laboral) que los cause”, dada su diversidad.

Aun así, los responsables de Prevención de Riesgos Laborales, tal y como recomienda el doctor Cabrera, pondrán la información a disposición de Salud Pública del Gobierno de Canarias, por si desde dicho órgano se entiende pertinente realizar algún otro estudio.

TE RECOMENDAMOS