Nacional

Fomento construirá 20.000 viviendas públicas en 6 años

El Gobierno anuncia un plan ‘estrella’ para evitar burbujas, atajar la escalada del precio del alquiler y perseguir los inmuebles vacíos

El ministro de Fomento, ayer, durante su comparecencia en el Congreso. Europa Press
El ministro de Fomento, ayer, durante su comparecencia en el Congreso. Europa Press

El Ministerio de Fomento promoverá entre los cuatro y los seis próximos años un parque de 20.000 viviendas públicas para destinarlas a alquiler con el fin de aumentar la oferta de este tipo de pisos y contribuir así a atajar el alza que está registrando su precio. Se trata de la medida estrella del plan que el titular del departamento, José Luis Ábalos, anunció en su primera comparecencia en el Congreso para “reorientar” y dar un “giro social” a la política de vivienda.

Esta nueva política se centrará precisamente en el alquiler y tiene el doble objetivo de garantizar el derecho constitucional de acceso a la vivienda y evitar nuevas burbujas en este mercado. Se trata de un “reto de la máxima importancia” que considera que debe iniciarse acometiendo “con urgencia” medidas para “paliar” la actual escalada de los precios del alquiler de pisos, que alcanza ya máximos en algunas grandes capitales. En este sentido, su principal medida es la promoción de 20.000 viviendas en renta, si bien reconoció que se trata de una iniciativa “a medio o largo plazo”, en el horizonte “de entre cuatro o seis años”. Según detalló, este parque de pisos públicos se levantará en las ciudades con más tensiones en este mercado y en colaboración con las comunidades y ayuntamientos correspondientes. Estas administraciones aportarán los suelos correspondientes y el Estado, la financiación. En tanto se ejecutan estas viviendas, Ábalos apuesta por habilitar pisos de la cartera de Sareb a través de un acuerdo con el banco malo.

En cuanto a las medidas que incluye el plan de Ábalos, se completan con cambios en la legislación sobre alquiler, así como de su régimen fiscal, un ajuste del Plan de Vivienda y una mayor cooperación con administraciones autonómicas y locales, que son las que tienen las competencias.

Así, el ministro anunció un cambio en la Ley de Arrendamientos Urbanos para “reequilibrar” los derechos del arrendatario y el arrendador. De esta forma, volverá a alargarse la duración de los contratos de alquiler y se fijarán “límites razonables” a las garantías adicionales al tradicional mes de fianza que los propietarios de los pisos están comenzado a exigir a los inquilinos, como son avales bancarios o contar con contrato fijo o determinado nivel de renta.

Suelo en aeropuertos

El ministro también confirmó ayer que “no se va a vender suelo” en los aeropuertos españoles, a pesar de los planes que manejaba el anterior Ejecutivo para algunos aeródromos, entre ellos Tenerife Sur. Ábalos explicó que se va a impulsar el “aprovechamiento de los suelos disponibles” en los aeropuertos para “integrar” su oferta inmobiliaria y logística.