medio ambiente

El escándalo de las emisiones que llevó a prisión preventiva al presidente de Audi

La caída del alemán Rupert Stadler se debe al caso Dieselgate sobre el presunto fraude de 220.000 vehículos

Rupert Stadler, presidente de Audi
Rupert Stadler, presidente de Audi

La Justicia alemana ha rechazado el recurso del presidente de Audi, Rupert Stadler, para abandonar la cárcel y seguirá en prisión preventiva. Rupert Stadler es el directivo de más alto rango en ser detenido por el caso Dieselgate. La Justicia decidió enviarlo a prisión como medida preventiva ante el riesgo de que entorpezca las investigaciones.

El escándalo del Dieselgate primero tocó a la alemana Volkswagen y esta vez involucra a su fabricante automovilístico de alta gama, Audi. La Fiscalía indaga si Audi vendió desde 2009 en mercados europeos y estadounidenses unos 220.000 vehículos con el software fraudulento. El señalamiento preciso contra el responsable de Audi consiste en que no interrumpió las ventas en Europa después de que el escándalo de las emisiones estallara en 2015 en Estados Unidos, con los vehículos de la marca Volkswagen.