la palma

El atraso de la estación de guaguas levanta ampollas en Santa Cruz

Críticas en el Ayuntamiento porque el Cabildo aún no ha actualizado el proyecto, lo que impide contratar la obra

El tiempo pasa y Santa Cruz de La Palma sigue sin saber nada de la futura estación de guaguas que va a ejecutar el Cabildo en la salida sur de la capital palmera. Una infraestructura básica de la que ha adolecido siempre la ciudad y que no hay pleno en el que la oposición no aproveche para echar en cara al equipo de Gobierno que no termine de concretarse esta inversión por parte de la institución insular.

Tal y como ha confirmado el alcalde, Sergio Matos, el Cabildo aún no ha cerrado la actualización del proyecto original, tanto en lo que se refiere al presupuesto como a otras medidas de carácter más estructural como la seguridad o accesibilidad, lo que impide que se pueda iniciar la contratación de la obra que se financiará con el Fondo de Desarrollo de Canarias.

Matos confía en obtener una respuesta en breve del Cabildo y advirtió de que si continúa esta situación de parálisis habrá una protesta enérgica, tal y como le demandó la concejal del Partido Popular Marta Poggio.

La edil de la oposición recordó que desde el pasado mes de diciembre estaba comprometida la presentación de esta actualización del proyecto de una infraestructura que considera “vital” para la ciudad. “Es una vergüenza que la capital de La Palma adolezca de una estación de guaguas”, añadió.

Este edificio no solo es importante de cara a mejorar el transporte público por carretera en la Isla, sino porque además está prevista la construcción en la zona de un gran estacionamiento para vehículos, con unas 700 plazas, que sería una de las medidas que permitan un alivio para el grave problema de aparcamientos que padece Santa Cruz de La Palma. Lo mismo ocurre con la expansión de la zona de ocio nocturno hasta este punto de la ciudad, donde no entraría en conflicto con el descanso de los vecinos.

Aunque todavía no está el presupuesto, estiman que el coste de la obra podría rondar entre los seis o siete millones de euros. Existe además el compromiso por parte del Cabildo que completaría la financiación de la estación con fondos propios.