INTERNACIONAL

Florence ya golpea EE.UU. y las Azores esperan que llegue Helene

Describen los efectos en la costa este de Estados Unidos “como un directo de Mike Tyson”, mientras que nace una nueva tormenta subtropical a la que se le denomina Joyce

Trayectoria prevista para Helene, que no afectará a Canarias. Centro Nacional de Huracanes
Trayectoria prevista para Helene, que no afectará a Canarias. / Centro Nacional de Huracanes

Florence va a ser “como un (golpe) directo de Mike Tyson en la costa de las Carolinas”. Así de gráfica fue la descripción dada por Jeff Byard, de la Agencia Federal de Estados Unidos para el Manejo de Emergencias (Fema) sobre los efectos del citado huracán a su llegada a la costa este del coloso americano. Estaba previsto que Florence tocase tierra esta madrugada en un suceso del que se esperan cortes de energía, cierres de caminos, daños a la infraestructura y posibles pérdidas de vidas, sobre todo si no se atienden las órdenes para evacuar, al menos, las zonas que se verán más afectadas.

Aunque Florence ha descendido de categoría y ahora es de nivel dos, eso no lo hace menos peligroso, por cuanto se trata de un fenómeno muy amplio y, en palabras de los especialistas, “bien estructurado”. La principal pesadilla serán las inundaciones, que se auguran catastróficas hasta tal punto que se espera que el mar entre por los dos estados en cuestión y el agua llegue a nivel de unos tres metros.

Con menor fuerza, pero también con categoría de huracán (anoche bajó a nivel uno), las simulaciones dan como probable que sea el próximo domingo cuando Helene llegue a las Azores, un archipiélago que ya vio como el año pasado sufría la embestida de otro ciclón atlántico. Lo más probable es que, ya debilitado, Helene alcance incluso las costas de Irlanda, descartándose las escasas posibilidades de que afectara a la Península. Eso sí, en ningún momento se ha estimado posible que este huracán llegase a Canarias.

Por si fuera poco, el Centro Nacional de Huracanes de Florida, máxima referencia mundial en el sector, confirmó ayer el surgimiento de una tormenta subtropical al oeste de las Azores, un fenómeno poco habitual que ya ha sido bautizado con el nombre de Joyce.

Aunque inicialmente se especuló con que Joyce podía interactuar con Helene, un fenómeno poco usual y de difícil predicción respecto a sus efectos, ayer parecía descartarse plenamente tal supuesto.

Mientras tanto, la tormenta tropical Isaac se adentraba por el este del Caribe, y en países como la República Dominicana no se le quitaba el ojo de encima.

El Atlántico Norte, en preocupante ebullición

Con dos huracanes activos, Florence y Helene, y dos tormentas, Isaac y Joyce, el Atlántico está demostrando estos días que el calentamiento de sus aguas, auténtico combustible de estos fenómenos meteorológicos es un hecho incuestionable al que las autoridades deben atender para adoptar las medidas oportunas.