política

Rivero lamenta que CC haya perdido el poder municipal, “que era su fuerza”

El expresidente regional no ve que el nacionalismo esté dando pasos en la dirección de sumar apoyos en las próximas elecciones y critica a los candidatos que “nada tienen que ver” con el ideario que él defendió

Paulino Rivero y José Carlos Alberto, ayer, durante el acto celebrado en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife. Sergio Méndez
Paulino Rivero y José Carlos Alberto, ayer, durante el acto celebrado en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife. Sergio Méndez

El expresidente del Gobierno de Canarias Paulino Rivero participó ayer en La Laguna en la sesión del II Ciclo Sobre lo Público, El Futuro Político en la Unión Europea, que organiza la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, en la que habló sobre los Nacionalismos subestatales. En su disertación, abogó por que Coalición Canaria (CC) recupere su poder en los municipios de las Islas.

“Para que los partidos sean sólidos y cohesionados necesitan un trabajo desde abajo. Los ayuntamientos serán clave en las próximas elecciones”, subrayó. Desde la perspectiva que le da ver la actualidad desde la distancia, Rivero enfatizó: “El problema que veo ahora al nacionalismo canario es la pérdida de poder municipal”. Recordó que la fuerza de las Agrupaciones Independientes de Canarias (AIC), que después desembocaron en CC, fue su “poder en el ámbito municipal”. “Coalición no fue un movimiento nacido en la configuración ideológica y de un trabajo y que luego afloró en una representación institucional, al revés, surgió desde los gobiernos locales”, remarcó. A su juicio, el poder y la fortaleza del nacionalismo canario ha estado en el ámbito local. “Si se pierde esa fortaleza y no maduramos en otros aspectos, lo tendremos difícil a medio plazo”, afirmó.

Cuestionado por la unión de los partidos nacionalistas en las próximas elecciones, lamentó que “no veo que se camine en esa dirección, que haya posibilidad de sumar lo que serían fuerzas políticas como CC o NC en las islas que representan”. También reconoció que “no es fácil buscar referentes en los partidos”. “Creo que es un error de Coalición Canaria que sume gente que no tiene que ver nada con el sentimiento nacionalista”, dijo, en alusión a Bravo de Laguna y a Nardi Barrios, “pues ellos no son candidatos para representar lo que yo he defendido”.

Rivero hizo un balance de todos estos años de democracia y de la importancia de la voz de Canarias en Madrid para lograr importantes avances en el Archipiélago. “El cambio que ha experimentado Canarias en el último cuarto de siglo ha sido impresionante, espectacular. No hay ningún territorio del Estado español con estos niveles de desarrollo partiendo de la posición donde estaba el Archipiélago. Las políticas sectarias que incrementan las desigualdades de Canarias y España vienen del Gobierno nacional, del trato preferente a las regiones más desarrolladas, como Cataluña y Euskadi, en contraste con Extremadura, Castilla-La Mancha, Galicia…”. Rivero abogó por “seguir peleando, pues tenemos necesidades en infraestructuras y servicios”, y lamentó que el nacionalismo canario, “siendo tan importante para esta tierra, no haya sido capaz de calar en la sociedad, dado que no hemos logrado que la gente nos entienda”. Criticó que los medios de comunicación y los ámbitos de poder “no están comprometidos con Canarias”.

El expresidente achacó a los individualismos y los errores pasados el hecho de que el nacionalismo canario “no sea más fuerte y sólido”, y abogó por “la canarización de los partidos estatales”, puesto que deben “luchar por defender este trato diferencial que nos merecemos”.