Santa Cruz

Santa Cruz se rinde ante la Virgen de Candelaria

La Morenita inició su peregrinación hasta la capital a las siete de la mañana de ayer desde la Basílica, y a las 20.30 horas entró al fin en la Alameda del Duque de Santa Elena

Santa Cruz se rinde ante la Virgen de Candelaria. / Sergio Méndez

Las lágrimas aparecieron silenciosas, casi sin permiso. La Virgen de Candelaria se encaminaba al encuentro de los pacientes del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (Hunsc), que, casi desde una hora antes, ya la esperaban en el hall del centro hospitalario. Allí, más de un centenar de pacientes se encontraban acompañados por el personal del hospital, que se preocupó por atender sus necesidades, proporcionándoles mantas, agua y asiento. Algunos, más de 50, salieron al exterior en silla de ruedas. Otros, los que podían valerse por sí mismos, esperaban junto a sus familiares en distintas partes de la entrada principal de La Candelaria.

La Morenita se acercó hasta ellos y fue en ese momento cuando las lágrimas se desbordaron y un sereno recogimiento se reflejó en los rostros que, en silencio, parecían hablar con la imagen que se mecía hasta alcanzar a sus fieles. Entre ellos, Damián, con un tumor cerebral; María de los Ángeles, a la que le habían extirpado el cuello del útero, o Mary, que pedía a la Virgen que la ayudara a dejar de fumar para superar sus problemas pulmonares. Otros más ancianos bajaron acompañados de su bombona de oxígeno o de las muletas que los ayudaban a apoyarse ante una maltrecha y escayolada pierna. Estas son solo algunas de las historias de los enfermos que, a pesar de sus diferentes padecimientos, creyentes la mayoría, pero también otros que no lo eran aunque con fe en la Morenita, pidieron todos lo mismo, salud.

Peregrinación

Antes de llegar al Hospital de La Candelaria pasadas las tres de la tarde, la Morenita había iniciado su peregrinación desde la Basílica de Candelaria, a las siete de la mañana. El amanecer la recibió en Las Caletillas y, de allí, se dirigió a la Carretera General del Sur, camino que no abandonaría hasta su entrada en Santa Cruz. Tras ella, cientos de peregrinos, que en cada parada protocolaria gritaban “¡Viva la Virgen de Candelaria!”.
Los vivas acompañaron a la Morenita en todo su recorrido. En El Tablero, el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, dio la bienvenida a la Virgen, recordando que “estamos ante un día muy importante y honrados por recibir a la Virgen”. “Los que estamos aquí lo estamos de corazón, porque creemos en ella y hemos puesto todos los medios para que sea un día inolvidable”.

Los vecinos de El Tablero se echaron a la calle para dar un cálido recibimiento a la imagen. Así lo hizo Ascensión, que, a sus 70 años, recordaba nítidamente la última peregrinación, la que llevó a la Patrona de Canarias en 2009 a La Laguna. También Encarnación (67 años) y Domingo (72) rememoraban, en su caso, la última visita a Santa Cruz, hace ya 15 años. “Entonces la acompañamos hasta Santa Cruz, ahora ya no podemos, pero aquí estamos para acompañarla”. Mientras, María Viñol, a sus 94 años, se protegía del sol que imperó durante todo el día. El alcalde despidió a la Virgen de Candelaria pidiendo salud, pero también esperanza e ilusión para todos los chicharreros, mientras que para él solicitó ayuda para hacer bien su trabajo, “para cumplir con la gente”.

Los peregrinos retomaron el camino y siguieron a La Morenita en su camino hacia Taco y el Hospital Universitario de Canarias. José Manuel y Manuel la seguirían “hasta la iglesia de la Concepción”. Habían salido desde Candelaria a las siete de la mañana y su devoción y agradecimiento por las plegarias atendidas, aseguraron, les hace seguir a la imagen. También desde El Tablero y hasta Santa Cruz, Lita, a sus 63 años, y enfundada en una de las camisetas de la peregrinación, inició su camino tras la Virgen. “Es algo muy grande y muy emocionante. Mi padre también era muy devoto y ahora que no está es más emocionante aún”, añadió casi entre lágrimas.

A medida que la Virgen de Candelaria fue entrando en el municipio de Santa Cruz, el número de peregrinos fue aumentando. Nuevos vivas, gritos de guapa e incluso canciones dedicadas a La Morenita marcaban el paso de la imagen. Su llegada al Hospital de la Candelaria supuso liberarla de la urna de metacrilato que la protegió buena parte del camino. Después de que los voluntarios, más de 500 en todo el operativo, la subieran a su trono, la imagen se acercó al hall del hospital para saludar a los enfermos.

Allí, la dirección del centro hospitalario, con Jesús Delgado, gerente de La Candelaria, al frente, se recibió a la imagen con una pequeña oración por todos los enfermos y una ofrenda floral. Fue María Concepción, devota de la Virgen e ingresada desde hace una semana, la que acompañó al personal del hospital a dejar el ramo de flores delante de la imagen. Las lágrimas también se adueñaron de ella y, como reconoció, “si pudiera la acompañaría”.

El gerente del Hospital recordó que hace ya 52 años que el centro lleva el nombre de la Patrona de Canarias y calificó de “día histórico” la visita de la imagen, ya que permanecerá en la memoria de todos. El obispo, Bernardo Álvarez, también quiso lanzar un mensaje de fe y esperanza para los enfermos. “Nuestra madre María, sentimos que siempre está con nosotros y hoy más que nunca consuela y da fortaleza a los enfermos”. Álvarez pidió por todos los enfermos, encomendándolos a Dios. Antes de que la Virgen retomará su camino en dirección al barrio de García Escámez, los fieles le dedicaron un sentido aplauso y, de nuevo, los vítores acompañaron a La Morenita en su salida del hospital. Incluso, una de los asistentes al acto se animó a cantarle una malagueña que logró arrancar el aplauso unánime.

Inicio de la procesión

La imagen retomó su camino, ya sin la urna, hasta el siguiente punto del recorrido, García Escámez. Desde allí hasta Los Gladiolos, donde acabó la peregrinación para iniciarse el recorrido procesional. Las autoridades, encabezadas por el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, junto al del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, y el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, recibieron a la Virgen de Candelaria. El obispo Bernardo Álvarez presidió el recorrido que, desde ese momento, se convirtió en multitudinario.
El retraso acumulado sobre el horario previsto en el traslado se logró recuperar en el trayecto que llevó a la imagen por las calles de Ganivet, Benito Pérez Armas, las avenidas de Bélgica y Asunción, Ramón y Cajal, Galcerán, plaza de Weyler, Méndez Núñez, el Pilar, Villalba Hervás y La Marina. Miles de personas acompañaron el recorrido. A su paso por la parroquia del Pilar, los fieles exhibieron sus pañuelos blancos a modo de saludo y los vítores volvieron a resonar en las calles capitalinas.

“Pase por donde pase, la emoción siempre está presente”

Cualquiera que ayer siguiera el recorrido de la Virgen de Candelaria desde su basílica hasta Santa Cruz pudo comprobar que aquellos que la acompañaron en su camino sienten por ella auténtica devoción y creen firmemente en su capacidad para ampararles y acompañarles. Así es para Ascensión, que al preguntarle cómo se sentía con el paso de la Virgen por su barrio, respondió: “Pase por donde pase, la emoción siempre está presente”.

“Hace 17 años tuve una enfermedad muy grave y ella me ayudó a superarla. Le estoy muy agradecida y por eso siempre la acompaño”. Así expresaba su emoción Manuel, que desde Candelaria, a las siete de la mañana, había emprendido el camino y que, aseguró, continuaría con ella hasta la Concepción. “Son muchas las promesas que le he hecho y me ha respondido”, contaba otro de los peregrinos. Otros, aunque confesaron no ser creyentes, matizaban inmediatamente que “en la Virgen de Candelaria sí, en ella sí creo”.

La Virgen de Candelaria, a su paso por El Tablero

La Morenita visitará Santa Cruz y La Laguna desde hoy y hasta el 27 de octubre con motivo del 200 aniversario de la creación de la Diócesis de Tenerife

La Virgen de Candelaria, a su paso por El Tablero

La Morenita visitará Santa Cruz y La Laguna desde hoy y hasta el 27 de octubre con motivo del 200 aniversario de la creación de la Diócesis de Tenerife

La emoción acompaña a la Virgen en su llegada a Santa Cruz

La Morenita visitará Santa Cruz y La Laguna desde hoy y hasta el 27 de octubre con motivo del 200 aniversario de la creación de la Diócesis de Tenerife

La emoción acompaña a la Virgen en su llegada a Santa Cruz

La Morenita visitará Santa Cruz y La Laguna desde hoy y hasta el 27 de octubre con motivo del 200 aniversario de la creación de la Diócesis de Tenerife

La emoción acompaña a la Virgen en su llegada a Santa Cruz

La Morenita visitará Santa Cruz y La Laguna desde hoy y hasta el 27 de octubre con motivo del 200 aniversario de la creación de la Diócesis de Tenerife

La emoción acompaña a la Virgen en su llegada a Santa Cruz

Al llegar a la iglesia de El Pilar, los parroquianos esperaban a la Virgen de Candelaria con repiques de campana y una pañuelada de salutación.

La emoción acompaña a la Virgen en su llegada a Santa Cruz

La Morenita visitará Santa Cruz y La Laguna desde hoy y hasta el 27 de octubre con motivo del 200 aniversario de la creación de la Diócesis de Tenerife