TAEKWONDO ITF

Dominar un Nacional de Taekwondo poniendo dinero de su bolsillo

Los deportistas del Mathgym protagonizan el Campeonato de España mientras luchan por equipararse a otros clubes y deportes

Luz Marina Cabrera, Armando González y Lidia López firmaron una brillante participación en el Nacional. DA
Luz Marina Cabrera, Armando González y Lidia López firmaron una brillante participación en el Nacional. DA

Lo tienen difícil entre los que lo tienen difícil. La escuela tinerfeña Mathgym logró seis metales en el Campeonato de España de Taekwondo ITF, una modalidad minoritaria respecto al taekwondo más extendido, lo que provoca, entre otras cosas, que no tengan ningún tipo de subvención y que tengan que pagar de su bolsillo cada competición a la que quieran acudir.

Luz Marina Cabrera, Lidia López y Armando González lograron traerse a la Isla tres oros, una plata y un bronce, pese a que no tienen nada sencillo poder medirse a otros deportistas. “Nos fue de lujo; de escándalo. Conseguimos medalla en todas las categorías en las que participamos, algo que no es fácil. Muchos clubes de la Península fueron con más competidores y no obtvieron estos resultados”, reconoce Armando González, practicante y profesor de la modalidad.

Lo que diferencia al taekwondo ITF con el taekwondo WTF es que a la primera se le considera la modalidad original, usando las katas o formas primigenias, desarrollando un estilo más parecido al karate, mientras que la segunda, más extendida, se enfoca más al trabajo con las piernas. Como la última es la que está registrada por el Consejo Superior de Deportes (CSD), este grupo de tinerfeños son los que lo tienen más complicado: “Ahora mismo, en la Isla somos los únicos que practicamos este deporte. Somos completamente amateurs, no existen profesionales, pero al estar registrados en una federación distinta llegan a creer que somos profesionales. Existe cierta confusión”.

Por eso, desde el Mathgym se han propuesto cambiar esta situación, fundamentalmente para que su nivel competitivo pueda crecer aún más: “Yo he tenido alumnos que no han podido acudir al Nacional por una cuestión económica, de no disponer de los medios suficientes. Todo es dinero de nuestros bolsillos y algo que logre el club con algún patrocinador”.

Porque el Mathgym se sufraga con las cuotas de sus socios, los mismos que acuden a competir y que, en esta ocasión, han sorprendido a propios y extraños: “No es la primera vez que tenemos campeones de España, pero sí es cierto que, por ejemplo, esta vez llevábamos una alumna que nunca había competido y no sabíamos cómo podía reaccionar, pero lo hizo bien, controlando los nervios”.

Próximamente mantendrán un encuentro con Verónica Meseguer, concejal de Deportes de Santa Cruz, tratando de que en el próximo Nacional puedan tener una representación más acorde a su rendimiento.