Francia

Francia aplaza la subida de los precios del combustible tras la “cólera” social

El Gobierno ha tomado nota del malestar y ha entendido que "ninguna tasa merece poner en peligro la unidad de la nación"

Francia aplaza la subida de los precios del combustible tras la “cólera” social. | EUROPA PRESS

El primer ministro de Francia, Edouard Philippe, ha anunciado el aplazamiento de las medidas fiscales que debían entrar en vigor el 1 de enero y que iban a provocar un aumento del precio de los combustibles, de tal forma que no se aplicarán en principio hasta mitad de 2019 en vista del malestar social.

“Decenas de miles de franceses han expresado su cólera”, ha dicho Philippe, en una comparecencia convocada en pleno debate por la ola de protestas de los ‘chalecos amarillos’, que el sábado desembocó en importantes disturbios en la capital, París.

El Gobierno ha tomado nota del malestar y ha entendido que “ninguna tasa merece poner en peligro la unidad de la nación”, por lo que ha suspendido “durante seis meses” la aplicación de las tres medidas fiscales que iban a entrar en vigor el primer día de 2019. Así, los precios de la electricidad y del gas “no aumentarán durante el invierno”.

El Ejecutivo no renuncia a “luchas contra la contaminación, contra el cambio climático”, pero por boca de Philippe ha admitido que es necesario “acompañar a los franceses en esta transición” que el propio presidente, Emmanuel Macron, defendió durante una comparecencia pública la semana pasada.

El primer ministro ha anunciado la apertura de “un gran debate sobre impuestos” que comenzará el 15 de diciembre y se prolongará hasta el 1 de marzo de 2019.

La suspensión de los planes fiscales costará a las arcas públicas 2.000 millones de euros, según fuentes del Gobierno citadas por la agencia de noticias Reuters. La diferencia, ha explicado, se sufragará recortando gastos en otras partidas para no comprometer el objetivo de déficit en 2019, del 2,8 por ciento.

SIGUEN LAS PROTESTAS

El movimiento de los ‘chalecos amarillos’ ha supuesto el mayor desafío social hasta la fecha para la Presidencia de Macron, que se ha visto obligado a recular tras unos bloqueos y movilizaciones que amenazaban con volverse transversales y trascender el sector del transporte.

Este martes continuaban los bloqueos de los depósitos de petróleo en todo el país que han provocado desabastecimiento en algunas gasolineras, así como el cierre de algunas carreteras. Philippe ha insistido en que, si bien existe derecho de manifestación, también es necesario garantizar el “derecho a la seguridad”, por lo que ha reclamado que cualquier nueva movilización se desarrolle “en calma”.

Uno de los iniciadores del movimiento de los ‘chalecos amarillos’, Eric Drouet, ha confirmado a la cadena BFMTV que se manifestará el sábado y que seguirá haciéndolo hasta que se consiga un “cambio real”. Otro de los convocantes, Patrick de Perglas, ha mantenido un breve encuentro con el presidente galo, Emmanuel Macron.