70 aniversario de la Carta de los Derechos Humanos

La instituciones canarias ponen en valor los derechos de los mayores

En un acto organizado por el Diputado del Común, con motivo del 70 aniversario de la Carta de los Derechos Humanos, se reflexionó sobre la mejora de la atención y el bienestar en la vejez

Inauguración de la Jornada de Mayores en el Parlamento de Canarias. | DA

El 70º aniversario de la Carta Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas inspiró ayer en el Parlamento de Canarias la jornada Derechos Humanos y los Mayores, organizada por el Diputado del Común que pretende concienciar sobre el envejecimiento y los desafíos y tendencias de la sociedad.

La presidenta del Parlamento, Carolina Darias, alabó los esfuerzos para “abrir un proceso de reflexión” sobre el envejecimiento y llamó a la sociedad a realizar “una mirada constructiva”, pues “no puede permanecer pasiva ante las carencias y limitaciones”. Instó a “empoderar a los mayores” e “impulsar el voluntariado” de los ancianos y a volcarse en la creación de “espacios donde sea posible compartir valores de cooperación y solidaridad”.

Carolina Darias inaugura la Jornada Mayores en el Parlamento de Canarias. | DA

Por su parte, la consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Cristina Valido, valoró su “importancia y experiencia” e instó a tenerlas en cuenta “en los lugares donde se toman las decisiones”, pues “todo ese conocimiento no puede ser aparcado” e imaginó una “presencia paritaria de generaciones” en órganos y espacios de la sociedad. Recordó que cada vez llegamos a la vejez “en mejor estado físico y psicológico” y pidió dar paso “al envejecimiento activo y constructivo, pues cuentan con el tiempo, la experiencia, la sensatez, la sabiduría y el aprendizaje”.

Atención integral y enfocada a la persona

La viceconsejera de Políticas Sociales del Gobierno vasco, Lide Amilibia, afirmó que muchas veces las personas mayores “no son tratadas con la dignidad necesaria” aunque “no perciban ese maltrato”. Muchas personas mayores están institucionalizadas, “están cuidadas en residencias o centros de día, pero todas con las mismas pautas” y abogó por “romper” un solo cliché “y dar a cada una lo que necesita, con una atención integral, enfocada a la persona, buscando su calidad de vida y su bienestar, pues tienen derechos, gustos y preferencias”. Apoyó el envejecimiento activo, de forma que “sean autónomas el mayor tiempo posible” y añadió que tienen que ser atendidos “con dignidad, justicia, calidad y calidez”. En esa misma línea disertó Pura Díaz, del Instituto Matia, que explicó las iniciativas realizadas en el País Vasco. Abogó por dejar atrás los estereotipos del envejecimiento y “generar emociones positivas, porque están asociadas al bienestar” y destacó la importancia del entorno físico y social en su salud: “Cuando más frágiles y vulnerables, más importante es el entorno”. Díaz recalcó la importancia de “enseñar a envejecer en las Escuelas” y fomentar el “intercambio intergeneracional”.

El diputado del Común, Rafael Yanes, durante la clausura de las jornadas. | DA

El Diputado del Común pide reflexionar sobre el peligro de los egoísmos

En la clausura de las jornadas, el diputado del Común, Rafael Yanes, reconoció que “se ha avanzado mucho” desde que hace 70 años la Asamblea General de la ONU proclamase la declaración de Derechos Humanos, pues entonces “el mundo estaba horrorizado” tras los efectos de la Segunda Guerra Mundial, pero, “es preciso reflexionar acerca de los egoísmos que pueden poner en peligro el modelo de convivencia”. Actualmente, “vuelven peligrosamente algunos egoísmos” que emergieron “tras una crisis económica similar a la actual”, y abogó por “tener en cuenta las consecuencias de aquellos años para no repetirlas” en la actualidad.