Santa Cruz de La Palma

Matos asegura que la capital está “viva” y llegan las inversiones

El pleno hace balance del último año de mandato, en el que el PP, principal partido de la oposición, critica que los grandes problemas de la ciudad siguen vivos o han empeorado

Santa Cruz de La Palma celebró ayer el último pleno de la municipalidad de este mandato, en el que el alcalde, Sergio Matos, hizo una defensa de la gestión realizada por el Gobierno municipal (PSOE y CC), frente a una oposición que se mostró crítica con la gestión, principalmente el Partido Popular, que lamentó que en estos cuatro años no se haya avanzado en los principales retos de la capital palmera.

“Con nuestros aciertos y errores, Santa Cruz de La Palma es una ciudad viva” defendió el regidor de un municipio al que, a su juicio, le falta solo “un punto más: el Plan General”. Un documento que lleva décadas a la espera de su aprobación pero que asegura que van a dejar, si no terminado, al menos sí encaminado para que la Corporación que salga tras las elecciones de mayo pueda aprobarlo.

Un pronóstico que corroboró el primer teniente de alcalde y portavoz de Coalición Canaria, Víctor Francisco, quien detalló las actuaciones de su grupo en materias como Urbanismo, Fiestas, Cultura o Deportes. “El objetivo ha sido contribuir a una ciudad de todos, para todos y de la que estemos orgullosos”, añadió.

Matos valoró como uno de los logros la aprobación este año del Plan Especial del Casco Histórico, por lo que representa no solo para su protección sino también para atraer inversiones. De hecho, aseguró que “hay inversores que gracias a este plan especial, están adquiriendo casas de nuestro casco”. En este sentido, celebró también el impacto que ha representado la playa en inversiones turísticas, que se ha confirmado en este primer año de vida, con proyectos ya en marcha como la remodelación del Hotel Marítimo. “Sin playa no hay inversión turística en Santa Cruz”, sentenció.

Matos defendió que “el comerciante sigue apostando por estar en Santa Cruz de La Palma”, lo que achacó a la mejora que se está realizando con las obras de la zona comercial abierta y la entrada de 260.000 cruceristas al año por el Puerto. En cifras, indicó que en lo que va de año se han concedido 53 nuevas licencias para comercios, frente a las 47 del año pasado.

El plan de reforma de la urbanización Benahoare, junto con la puesta a disposición del Gobierno de Canarias de suelo para la construcción de viviendas públicas fue otro de los aspectos que destacó, avanzando además que estudian de cara a la próxima anualidad o la siguiente reducir el IBI.

El portavoz del PP lamentó por su parte que la intervención del alcalde era más un discurso preelectoral, donde la respuesta a los problemas era aplazada a la próxima corporación. “Han pasado cuatro años donde los principales problemas del municipio siguen estando e incluso algunos han empeorado”.

En este sentido, Juanjo Cabrera criticó que la carencia de aparcamientos, uno de los principales problemas de la ciudad, sigue siendo “una gran asignatura pendiente”. Lamentó que tampoco se haya avanzado en aprovechar la playa como uno de los recursos más potentes que tiene la ciudad para dinamizar la economía.

Asimismo, denunció que en este mandato proyectos como la plaza del Siglo XXI con Puertos haya desaparecido y la Escuela Infantil, terminada hace más de un año, siga sin abrir. “Estamos en un municipio donde reina cierto pesimismo porque los problemas persisten”, comentó Cabrera, quien añadió que “no se han tratado los proyectos de fondo que generan empleo y crecimiento”.

El concejal de Ciudadanos, Juan Arturo San Gil, criticó que la improvisación ha marcado la gestión del Gobierno municipal y “ahora nos vamos a dar un atracón de obras y planes de empleo para ganar las elecciones”, después de tres años donde, a su juicio, ha predominado la parálisis.

La concejala de Nueva Canarias, Maeve Sanjuán, consideró “urgente” la construcción del nuevo Centro de Salud, al tiempo que echó de menos una visión de futuro de la ciudad del gobierno local. Asimismo, criticó que no se hayan ejecutado ayudas sociales municipales.

El edil no adscrito, Arntonio Érmetes, apuntó que siguen habiendo deficiencias en materia de limpieza, tráfico, al tiempo que reclamó más presencia en los barrios del Gobierno municipal, no solo durante el período electoral.

Mientras que la concejala no adscrita, Mayte Pulido, lamentó que en los escritos que han presentado las asociaciones de vecinos del municipio se reiteran demandas los últimos años, desde 2016 hasta la actualidad, cuya solución es competencia municipal y que no terminan de resolverse.