SOCIEDAD

El 99% de los canarios tiene una farmacia a menos de 300 metros de su casa

Manuel Galván achaca el desabastecimiento de algunos fármacos en las Islas a “desajustes en la producción o fallos en la calidad”

Manuel Galván, presidente del Colegio de Farmacéuticos de la provincia tinerfeña. DA

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife, Manuel Ángel Galván, reafirmó el buen servicio que realizan en las Islas pues “el 99% de los canarios tienen una farmacia a menos de 300 metros de su casa, abierta de lunes a viernes, mañana y tarde, muchas también los sábados, casi todas con horarios ampliados y algunas 24 horas, y siempre hay una farmacia de guardia a menos de 15 minutos” de su domicilio. “Ofrecemos un servicio que supone también un ahorro a la sanidad pública, pues damos consejos y contribuyen de forma notable a la promoción de la salud y la atención de los canarios”.

Cuestionado por la falta de suministro de productos como el Dalsy (jarabe) o el Adiro (anticoagulante), Manuel Galván los achacó, entre otros, a problemas de producción. “No solo hubo problemas de abastecimiento en Canarias, sino en España y a nivel Europeo. Hay varias referencias que con genéricos se han resuelto, aunque todavía la población es reacia a cambiarlos siento exactamente iguales sus principios activos”.

Sobre la desaparición de varios medicamentos o la retirada del mercado de varios lotes en mal estado, como el Valsartán (hipertensión) el presidente del Colegio tinerfeño recordó que “siempre aparecen referencias nuevas que reemplazan a otras. El problema ha venido por desajustes de producción o fallos en los controles de calidad. En el caso del Valsartán los canarios acudieron a las farmacias y cambiaron su medicamento por otra nueva inmediatamente”.

Cuestionado sobre la bajada del precio de más de 1.250 productos, señaló que “el Gobierno nacional no tiene en cuenta la peculiaridad de las farmacias de Canarias, que debemos tener un mayor inventario debido a la lejanía. La publicación a finales de noviembre de la Orden de Precios de Referencia (OPR) hace que no tengamos margen de maniobra para devolverlos y que cada establecimiento tenga que hacer frente a unos 4.000 euros”. Por ese motivo pidió que “nos permitan ampliar los plazos de coexistencia de medicamentos con los dos precios en las Islas, y que se permita aplicar la OPR a partir del 1 de febrero”.

Pese al ahorro de 86 millones de euros para las arcas públicas, el cliente habitual “casi no lo notará pues los pensionistas seguirán con su copago y no le supondrá un ahorro. A los ciudadanos normales, con receta o sin ella, si podría suponer en algunas referencias un 16% de rebaja”. Además la aplicación de la OPR también supone un riesgo pues alguna farmacéutica se plantea retirarlo del mercado español “si no le es rentable su comercialización”, reconoció.