garafÍa

El alcalde de Garafía advierte: “Nos jugamos la vida a diario en la carretera”

Frente a la petición de la Federación de Empresarios de la Construcción de priorizar el corredor viario entre El Remo y La Zamora, en el sur, el alcalde de Garafia recuerda la enorme precariedad de una comarca y miles de vecinos que llevan esperando más de dos décadas por unas obras que no llegan
Uno de los tramos en mejor estado de la carretera de Garafía. | DA

La Villa de Garafía y su ayuntamiento, transmite, de forma periódica a los miembros del grupo de Gobierno del Cabildo insular de La Palma, la necesidad de que la mejora de la carretera del norte, entre el barranco de Franceses a Roque Faro, por el norte, así como por el noroeste en el tramo angosto y de mayor recorrido, entre el Barranco de Las Angustias y Llano Negro, sea una absoluta prioridad.

La petición, en la que el Cabildo palmero actúa como interlocutor del Ayuntamiento norteño ante el Gobierno de Canarias, responsable del estado de la carretera y de las promesas incumplidas frente a las reiteradas peticiones, sigue sin ser escuchada. En pleno proceso preelectoral, cuando los mensajes políticos en un claro clima de campaña y repetitivos a lo largo de las últimas legislaturas, vuelven a pasar por la ejecución de una vía que no es la del norte ni la del cierre del anillo insular en esta comarca, vuelven a dirigirse a otra zona de la Isla y al millonario gasto que, defienden desde la Federación de Empresarios de la Construcción, mira hacia el corredor entre El Remo, en el litoral de Los Llanos de Aridane, y la playa de La Zamora, en Fuencaliente, e incomunicadas por apenas 3,8 kilómetros y un gran desfiladero.

SEGURIDAD PRECARIA

Del mismo modo que hiciera el alcalde de Tijarafe días atrás, el alcalde de Garafía, el socialista Yeray Rodríguez, tiene claro que aún siendo esa una obra en el sur necesaria, no lo es tanto como dar respuesta a los garafianos. Asegura que “nos jugamos la vida a diario en la carretera”. Entiende Rodríguez que los garafianos y la gente del norte no puede seguir corriendo riesgos innecesarios en un vía sin ancho suficiente para ser garantistas en términos de seguridad, en un recorrido donde priman las curvas cerradas, al borde de los profundos barrancos, y que ofrece al visitante, una imagen tercermundista de las comunicaciones viarias en esa comarca, no en vano, la más despoblada y envejecida del territorio. La imperiosa necesidad de una mejora de la carretera del norte queda reflejada en las declaraciones del alcalde norteño, Yeray Rodríguez, a este periódico: “Es tanto lo que nos hemos cansado que a muchos les puede el cansancio. Cualquier ampliación de un tramo, cualquier creación de un tercer carril en zonas muy peligrosas y estrechas del recorrido, o la eliminación de un curva… cualquier cosa es tan necesaria…”. “La situación -agrega- no se mueve, seguimos en la misma situación y con unas malas carreteras pero mi mensaje es claro, no podemos caer en el conformismo y hay que seguir insistiendo para que se ejecuten las obras de nuestra carretera”.

TE PUEDE INTERESAR