infraestructuras

El nuevo rostro del viejo túnel de la Cumbre

Concluye la remodelación de esta infraestructura que comunica la comarca este con la oeste de La Palma

El viejo túnel de la Cumbre ya no lo parece. Este corredor subterráneo que une las comarcas este con la oeste de la Isla, ha rejuvenecido, dejando atrás la imagen fantasmagórica que tenía hasta hace unos meses, para mostrar al menos una apariencia de modernidad y seguridad que se echaba de menos en una infraestructura que sostiene tanto tráfico al día.

La seguridad es el principal argumento que esgrime el consejero de Infraestructuras, Jorge González, para defender esta obra que ha sido fuente de polémica desde su inicio hasta prácticamente su conclusión. Unas críticas que el consejero achaca exclusivamente al ámbito de la política. “Hemos mejorado notablemente una infraestructura que hacía 50 años que no se tocaba”, argumenta González, quien destaca que el túnel está conectado ahora al centro de control y cuenta con todos los equipamientos de seguridad.

Esta transformación, que se puede contemplar a simple vista, ha consistido principalmente en la realización de una serie de trabajos como la impermeabilización de la bóveda del túnel, el drenaje de la lámina y los recubrimientos laterales de la infraestructura. Además, se ha instalado un sistema de telecomunicaciones (videocontrol telegestionado y radiofrecuencia) y un nuevo alumbrado, tanto en el exterior como en el interior.

El túnel ha pasado de tener dos carriles a uno solo, con una velocidad autorizada de 80 km/h. Esta reducción de un carril ha sido fuente de críticas, si bien el consejero insiste en que se ha tratado de una decisión técnica por seguridad.

En este sentido, indica que ya se ha redactado el proyecto de desdoblamiento de la carretera en la salida oeste del túnel para dotar de un segundo carril durante tres kilómetros, lo que dará mayor fluidez a la circulación.

RISCO DE LA CONCEPCIÓN

Por otra parte, el consejero anunció que esta semana concluyen también los trabajos de saneamiento del Risco de La Concepción, por lo que el tráfico en la entrada y salida sur de Santa Cruz de La Palma recuperará la normalidad.

Con ello se da por terminada la primera fase de estas obras de emergencia, que ha consistido en la eliminación del material que corría riesgo de desprenderse del Risco, empleando para ello incluso microvoladuras.

La siguiente fase, para la que todavía no se ha puesto fecha, consistirá en la instalación de sendas mallas en el Risco, en la zona media y en la corona para evitar que se produzcan nuevos desprendimientos. Una medida preventiva a la espera de la construcción del falso túnel, cuyo proyecto ha comenzado a redactar la Consejería de Obras Públicas.

TE PUEDE INTERESAR