Fútbol femenino

María José Pérez toma los mandos del Granadilla Tenerife Egatesa

La buque insignia del club sureño pasa por un momento dulce con cuatro goles en los últimos tres partidos, que han servido para espantar los fantasmas del descenso, y encarar con mayor optimismo lo que resta de Liga Iberdrola

Maria José Pérez en acción ante el Espanyol. /LaLiga

La mejor futbolista canaria de la historia, María José Pérez, está de dulce. La tinerfeña, cuando peor iban las cosas en la UD Granadilla Tenerife Egatesa, dio un paso al frente con sus decisivas actuaciones. Cuatro goles en los tres últimos partidos que, salvo el primero, han servido para que su equipo haya sumado seis puntos: doblete ante el Espanyol y un gol ante el Logroño.
“La verdad es que me encuentro muy bien porque estoy marcando goles, pero llevo una línea muy regular desde que empezó la temporada y no creo que esté pasando por mi mejor momento. Lo que pasa es que ahora me entran los goles y antes no”, aseguró María José Pérez.
Uno de esos goles tuvo un gran impacto mediático, el que abrió la cuenta ante el Espanyol. La futbolista tinerfeña marcó desde cerca del círculo central por encima de la guardameta perica.

María José anotó otro igual el curso pasado en Lezama que sirvió para que el Granadilla Egatesa lograra por primera vez en su historia ganar en la Catedral del fútbol femenino.
“Ya venía observando a la guardameta del Espanyol desde la primera parte que se colocaba algo adelantada de su portería. Cuando se presentó la ocasión no me lo pensé, levanté la cabeza, disparé desde muy lejos y el balón entró. Otro gol que guardaré en mi memoria. Pero lo más importante es que sirvió para que el equipo ganara”.

La delantera de la UD Granadilla Tenerife Egatesa, tras sus destacadas actuaciones, ha sido nominada para ser la mejor jugadora de la jornada de la Liga Iberdrola. En ambas, María José no se alzó con el premio pero lo importante es estar ahí. “Estar nominada es un logro de todo el equipo. Es un lujo poder estar ahí luchando con otras compañeras por ser la mejor cada jornada. Al fin y al cabo, se está reconociendo el trabajo que hago en mi club”.

Una lástima que el gran momento por el que está atravesando María José no sea reconocido por una convocatoria por parte de Jorge Vilda, seleccionador de la selección española femenina. Para la tinerfeña su etapa en la selección la da por cerrada. “Para mi la selección se acabó desde la última vez que fui. La verdad es que no aproveché la oportunidad porque no jugué ni un minuto. Por eso creo que tengo esa puerta cerrada. Voy a seguir trabajando para mi club, y si no entro en la convocatoria es porque el seleccionador tendrá otras preferencias. Hay que aceptarlo”.

Hace dos temporadas la delantera tinerfeña hizo las maletas tras recibir una oferta del Levante UD. No es de extrañar que estas buenas actuaciones de María José Pérez no hayan pasado desapercibidas para clubes nacionales y extranjeros. La futbolista tiene claro que el tren solo pasa una vez y que si llegase esa oferta no tendría problemas en abandonar la isla. “Nunca digo no a nada si es bueno para mi. Los trenes pasan una vez y soy de las que piensan que todo en esta vida hay que cogerlo si es bueno. De todos modos, me costaría decidirme porque la UD Granadilla Tenerife me ha dado muchas cosas bonitas, me dio la oportunidad de volver a mi casa y ser uno de los pilares del club. El Granadilla es una familia en la que me han tratado con respeto y cariño. Llegado el caso estoy segura que no pondrían ningún inconveniente a mi marcha”.

Por último, el próximo domingo llega el Málaga. Un partido en el que si se logra la victoria la permanencia será un hecho. “La racha de malos resultados en La Palmera fue muy complicada de asumir. Ahora hay que seguir en la línea de los dos últimos partidos, con el mono de trabajo puesto, no bajar los brazos y estar todos muy unidos”.