Entrevista

Qadri: “El desarrollo turístico de Barlovento ha sido la gran apuesta de esta legislatura”

El alcalde de Barlovento aún no ha decidido si se presentará a la reelección en los próximos comicios de mayo

Jacob Qadri (PP) cerrará en mayo su primer mandato como alcalde con mayoría absoluta. Un tiempo que le ha permitido sentar las bases del programa de su grupo en la localidad norteña y afianzarse como líder político.

– ¿Qué balance hace de este mandato que expira en breve?

“Cuando arrancamos esta segundo legislatura estaba todo muy bien definido. Sabíamos las actuaciones principales que queríamos acometer, junto con el saneamiento económico del Ayuntamiento. Las cosas recogidas en nuestro programa las hemos podido ir sacando, incluso otras que han surgido”.

– ¿Qué objetivos han conseguido ?

“Lo principal era terminar el Centro de Día y ponerlo a funcionar, que lo hemos conseguido, así como comenzar las obras de la Residencia de Mayores para que en un año o dos esté también funcionando. Esta era la principal asignatura pendiente en materia social del municipio. Luego estaba la puesta en marcha del polideportivo. Unas obras que empezaron hace más de 25 años. Trabajando como hormiguitas hemos abierto una infraestructura que le había costado a todos los barloventeros mucho dinero. La plaza del Drago, un espacio de ocio y un punto de encuentro para celebrar actos en el centro del municipio. Y también están las obras del Fdcan”.

– Pero los proyectos que van a diversificar la economía, relacionados con el turismo, no terminan de arrancar.

“Una apuesta importante, en la que llevamos trabajando mucho tiempo, es el hotel del faro, que va a abrir dentro de poco. El caravaning, al que le han afectado los retrasos del Fdcan y otros asuntos, también es una apuesta turística importante y será el primero de la isla. Espero que en abril o mayo las obras estén caminando. Para el proyecto de Gallegos, con un mirador, restaurante, ya adquirimos los terrenos. Pero son cosas muy lentas. No es el dinero, que está, sino todos los trámites administrativos que tienes que ir salvando. En el hotel del Faro, que estaba todo hecho, empezamos en 2013 y se va a abrir en 2019, seis años. Hemos hecho un trabajo muy importante estos cuatro años de preparación. Para que se haga realidad quedan otros dos o tres años. Se ha hecho un trabajo duro que no se ve. El desarrollo turístico de Barlovento ha sido la gran apuesta. Con el Fdcan, mientras otros ayuntamientos lo han dedicado a arreglar aceras, poner farolas o asfaltar calles, que yo lo respeto, nosotros nos centramos en el desarrollo turístico de Barlovento porque entendemos que a corto plazo es la principal fuente de creación de empleo, generación de riqueza y dinamización de la comarca”.

– ¿En agricultura?

“Se ha ampliado muchísimo la red de riego. El depósito de Los Loros, que está a punto de finalizarse y va a permitir ampliar la producción del procomún vecinal, 800.000 metros cuadrados de terreno. Hemos intentado avanza en todos los terrenos. En materia social, infraestructuras públicas, turísticas, deportivas, agrícolas. Se ha crecido en todos los campos y sin perder de vista el saneamiento del Ayuntamiento como objetivo prioritario. Hemos estado dedicando el 27% del presupuesto para sanear las cuentas. Lo que nos quedaba trabajar de nuestro presupuesto eran cuatro perras. Pero a base de tocar puertas del Cabildo, el Gobierno de Canarias, presentándonos a todas las subvenciones y con buenos proyectos hemos conseguido sacar muchas cosas adelantes. Y proyectos pioneros, pusimos hasta un taxi estas Navidades que fuera buscando a la gente para que fuera a comprar al centro del pueblo a comprar. Hemos conseguido cosas que no se han visto en ningún lado a través de trabajo, ideas e imaginación”.

– ¿Ha tenido respaldo del Cabildo y el Gobierno canario?

“Para mí nunca es suficiente. Hay áreas del Cabildo en las que el Ayuntamiento debería haber recibido más apoyo y arrimar más el hombro”.

– ¿Con la carretera?

“La carretera se ha hecho mal desde un principio. Yo también fallé. Por mi poca experiencia confié en políticos que me decían que las cosas se iban a arreglar, y esa solución nunca llegaba. Cuando pintaron la famosa rotonda, me dijo el viceconsejero del Gobierno que no se iba a pintar un día antes. Yo le creí. De ahí mi actitud ahora. No los puedo creer. El proyecto no puede empezar hasta que no esté totalmente en conformidad con el ayuntamiento y los vecinos. El daño que hizo la carretera a Barlovento fue brutal. Yo agradezco la buena voluntad del actual viceconsejero y consejero. Pero es voluntad. Para que se haga hay un trecho muy largo”.

– ¿Se vuelve a presentar a la reelección de alcalde?

“Todavía no lo he decidido. La decisión la tomaré en breve. Hay un equipo de gente en el Partido Popular de Barlovento iguales o mejores que yo, por ese lado hay normalidad”.