deportes

Buscan integrar a menores penados por delitos a través del fútbol

'Fútbol+Vida' es el nombre que se ha dado al proyecto que se pondrá en marcha el 1 de abril en Gran Canaria con una treintena de chicos de 14 a 21 años
Imagen de archivo de un partido de fútbol. | DA

El Gobierno de Canarias buscará la integración social de menores penados por hechos delictivos usando como reclamo su afición al fútbol y la oportunidad de vincular su futuro a este deporte.

Fútbol+Vida es, de hecho, el nombre que se ha dado al proyecto, que, en forma de programa piloto, se pondrá en marcha el 1 de abril en Gran Canaria con una treintena de chicos de 14 a 21 años como primeros beneficiarios, según se ha avanzado al presentarlo públicamente este lunes.

Con colaboración de la Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas, la Asociación Fútbol Solidario, la Obra Social “la Caixa”, del Cuerpo Nacional de Policía y de Cruz Roja, el programa les invitará a hacer ejercicio en equipo como vía para adquirir valores.

Puesto que la meta de la iniciativa es “aportar nuevas referencias y oportunidades” a jóvenes que suelen llegar a la delincuencia determinados por “lo que han sufrido en el entorno familiar y cómo ha ido derivando su vida hacia esas situaciones”, ha destacado el viceconsejero de Políticas Sociales y Vivienda regional, Francisco Candil.

Quien ha agregado que, por ello, lo que se pretende es “reeducar” a esos chicos usando como medio para lograrlo una afición que “genera entusiasmo” entre ellos como es el fútbol.

En torno a ese deporte girará esencialmente, en consecuencia, el proyecto, que premiará incluso con una decena de becas para formarse como entrenadores de fútbol bajo la tutela de su federación a quienes más se esfuercen y avancen en su formación e integración social.

La práctica del balón se complementará, en todo caso, con otras actividades, como talleres, destinados a incitarles a desarrollar nuevas habilidades a la vez que aprenden a trabajar en equipo.

Elementos todos ellos que se espera ayuden a reconducir las vidas de unos menores que Candil ha insistido en que son susceptibles de cambiar “si se interviene a tiempo”.

Ya que, de un total de 700 menores que hay en Canarias afectados por medidas judiciales, solo 24 han sido penados a permanecer encerrados y los demás se encuentran en régimen abierto o semiabierto, ha señalado el viceconsejero, que ha sostenido que ese hecho da idea de que las infracciones de la mayoría no son graves.

Francisco Candil ha aclarado que el proyecto, cuyo programa piloto tendrá una duración de doce meses, nace con vocación de continuidad en el tiempo.

Y su coordinadora, Sonja Arup, responsable de la asociación Fútbol Solidario, ha ido más allá y ha anticipado que lo que se espera es extenderlo progresivamente en el futuro al resto de islas de Canarias y llegar a organizar un campeonato regional que enfrente a distintos equipos.

TE PUEDE INTERESAR