Gran Canaria

Cae una banda dedicada al robo de aguacates en Gran Canaria

Las siete personas que componían la misma llegaron a robar 600 kilos de esta fruta

Aguacates robados. | CEDIDA

La Guardia Civil ha denunciado a siete personas con presuntas autoras de delitos de robo y uno de hurto cometido contra plantaciones de aguacates del norte de Gran Canaria, de las que los ladrones se llevaron casi 600 kilos de esa fruta, según ha informado la Comandancia de Las Palmas.

Además, una octava persona ha sido denunciada en relación con estos hechos, en concreto, al tener indicios de compraba aguacates a sabiendas de que eran robados para venderlos en un negocio de Las Palmas de Gran Canaria.

Las investigaciones sobre estos hechos comenzaron al tenerse conocimiento de los robos sufridos por tres fincas agrícolas de Santa Brígida, de las que desaparecieron entre los meses de julio y septiembre 400 kilos de aguacates y 300 de uvas.

Con la colaboración de la Policía Nacional y la Policía Local de Santa Brígida, el equipo de la Guardia Civil especializado en robos en este tipo delitos en el mundo rural logró identificar a tres hombres que actuaban de forma independiente como presuntos autores de esos robos.

Se trata de A.R.S., J.F.S.S y F.J.G.S., con edades comprendidas entre los 43 y 54 años, y todos con antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio.

Los tres implicados sustraían los aguacates para venderlos posteriormente a particulares y comerciantes del municipio de Las Palmas de Gran Canaria, precisa la Comandancia de Las Palmas.

En paralelo, se recibieron denuncias de seis robos similares cometidos contra fincas agrícolas de Gáldar entre agosto y noviembre, de donde los ladrones se llevaron 170 kilogramos de aguacates y 15 de mangas.

La Guardia Civil ha detenido por estos últimos hechos a dos personas: J.Y.P.G. y G.O.M.R., de 47 y 48 años, vecinos de Gáldar y Arucas y con numerosos antecedentes.

En Arucas, ha sido detenido otro hombre, M.A.M.S., de 47 años y también con antecedentes, como sospechosos de otro robo en un cultivo agrícola de ese municipio.

Lo agentes consiguieron averiguar que parte la fruta sustraída en esos delitos había terminado en un comercio de Las Palmas de Gran Canaria, que compraba la mercancía a sabiendas de su origen.

La Guardia Civil lo registró el pasado 21 de diciembre y encontró 145 kilos de aguacate sin procedencia justificada. El propietario de ese negocio, Z.C., de 41 años, ha sido denunciado por receptación, además de por otras infracciones de índole administrativo.