baloncesto

El Iberostar Tenerife cae víctima de sus errores en Zaragoza (102-93)

Los últimos diez minutos de partido, incluyendo la prórroga, condenan a los canarista
El interior Sebas Saiz, el mejor aurinegro ayer, machaca el aro del Tecnyconta Zaragoza. ACB Photo
El interior Sebas Saiz, el mejor aurinegro ayer, machaca el aro del Tecnyconta Zaragoza. ACB Photo

Otra derrota debida a una desconexión. El Iberostar Tenerife salió derrotado de la pista del Tenyconta Zaragoza (102-93) después de haber dado la impresión de tener el compromiso controlado en varias fases del mismo. Con problemas de lesiones, sin Rodrigo San Miguel, los insulares mostraron su mejor y peor cara y ahí los locales no perdonaron. Tuvieron más cabeza fría cuando se estaba decidiendo todo y mantuvieron al Príncipe Felipe como uno de los pabellones malditos para el Canarias.

La igualdad marcó un primer cuarto en el que los maños lograron liderar el marcador aunque con diferencias muy pequeñas. Fue al final de esta manga cuando llegó la primera jugada polémica tras una canasta de Justiz que no subió al marcador, pero que alargó casi ocho minutos el partido.

Tras cuatro minutos jugados del segundo cuarto, los maños lograron su mayor diferencia a favor con el 33-22. Sería Gillet el jugador que saliera al rescate de los aurinegros después de que el resto de sus compañeros se mostraran muy erráticos. El belga metió siete puntos seguidos, el Iberostar Tenerife apretó en defensa, se puso por delante en el marcador (39-40) y, por si fuera poco, vio como una airada protesta de Stan Okoye provocó su descalificación. Las cosas se ponían de cara para el CB Canarias.

Los aurinegros aprovecharon la coyuntura tras el paso por los vestuarios. Comenzaron a anotar y siguieron defendiendo con intensidad, mientras solo Carlos Alocén mantenía en pie a un Tecnyconta Zaragoza al que se le ponían las cosas cuesta arriba.
Con solo diez minutos por jugarse, el Canarias ganaba de siete y, pese a que quizás las sensaciones ya no eran tan buenas, los de Txus Vidorreta eran superiores a los rojillos.

La cuarta personal de Justiz supuso una nueva losa para el equipo de Porfirio Fisac que vieron como su rival superaba a falta de seis minutos por primera vez la barrera de los diez puntos (67-78), pero, cuando todo parecía casi decidido, y quizás porque no tenían nada que perder, los zaragozanos comenzaron a recortar diferencias, logrando igualar el compromiso hasta que, a falta de solo 1,8 segundos, un triple marca de la casa de Davin White permitió al Iberostar Tenerife ponerse con ventaja (86-87).

Un error de Ferrán Bassas, que cometió antideportiva sobre Renaldas Seibutis, dio la oportunidad al lituano de finiquitar el partido, pero erró uno de los lanzamientos libres. El partido tendría que resolverse en la prórroga (87-87).

Del mismo modo que en los últimos cinco minutos del último cuarto los maños fueron mejores, también en el tiempo extra, de la mano de Seibutis y Alocén, el Tecnyconta no iba a permitir que la victoria se marchara del Pabellón Príncipe Felipe.

El Canarias falló todo lo que no había fallado antes, regresando a la Liga Endesa después de su participación en la Copa del Rey sufriendo una derrota. Ahora toca pensar en la Champions, ya que el próximo miércoles el Iberostar Tenerife visitará al Promitheas Patras.

TE PUEDE INTERESAR