kick boxing

“Jugarme la Liga Enfusion en casa será algo muy especial”

Loren Jorge ultima su preparación para el combate final ante Ulrich Bokeme dentro de una competición en la que los dos han ganado los cuatro enfrentamientos disputados antes
Loren Jorge, durante un reportaje anterior, con algunos de los cinturones que ha conseguido de fondo. / DA

Loren Jorge o Ulrich Bokeme, sin más soluciones ni más alternativas. Uno de los dos levantará este sábado el cheque de 200.000 euros destinado al ganador de la Liga Enfusion dentro del peso semipesado. El tinerfeño vuelve a casa esta semana para tratar de sumar el triunfo más rentable de su más que dilatada trayectoria deportiva. El jueves estará ya en la Isla acompañado de uno de sus entrenadores, Ivan Hypolite, para afrontar el pesaje del viernes y el gran desafío del sábado.

Tal y como reconoce el propio fajador de El Ortigal “estoy en un momento excepcional tanto en lo personal como en lo deportivo” dado que a finales de 2018 vivió el nacimiento de su hija después de un año de notables éxitos en el apartado profesional. Ahora le toca culminar todo el trabajo hecho después de haber ganado con solvencia los cuatro primeros combates de la Liga Enfusion.

“Hemos hecho un gran trabajo durante toda la liga, venciendo pelea tras pelea y asegurando el llegar a la final con la máxima puntuación”, explicaba el tinerfeño que reconocía que “el esfuerzo ha sido enorme desde el principio, con una buena rutina de entrenamientos para cada combate y un nuevo plan para cada rival”, siguiendo las indicaciones tácticas de su entrenador principal, Kamal Chabrani en un equipo donde “me han dado mucha confianza a la hora de plantear cada pelea y eso se ha visto en los buenos resultados”.

Para Loren llega su día más importante y será en su casa. “Jugarme la liga en Tenerife, en una de las peleas más importantes de mi carrera, será muy especial porque va a ser posible que todos mis amigos, familiares y todos los canarios puedan disfrutar el combate en vivo”, señalaba antes de puntualizar que “no es sólo el combate y el nivel de mi rival sino que las ligas de Enfusion constituyen ahora mismo los torneos más importantes del kick boxing y será un lujo que todos podrán presenciar”.

Ulrich Bokeme, también invicto en la competición después de vencer los cuatro combates al igual que Loren, será un rival de cuidado. El tinerfeño lo sabe, conoce bien a Bokeme, del que confiesa que es “un talento físico que trabaja mucho un estilo más estático, más de muay thai, pero tiene mucho peligro porque maneja con destreza las rodillas y las contras”, por lo que el tinerfeño advierte que será “un combate tan duro como digno para una gran final de una competición que ha sido difícil para los dos”.

El púgil de El Ortigal no quiso desvelar los aspectos tácticos y estratégicos que ha trabajado para contrarrestar el poder de Bokeme, pero sí fue claro al señalar que “sólo puedo decir que en esta final hay un gran premio y que vamos a hacer la mejor pelea que una liga puede tener. Sólo puede ganar uno y eso está entre Bokeme y Loren”.

“Estoy enfocado en poder ganar esta pelea, me ha costado mucho ganar combate tras combate”, dijo un Loren que también deseó la mayor suerte posible para su paisano Maikel García, sustituto en el otro pleito estelar del evento de Jonay Risco. “Me gustaría que ganara, me parece una persona noble”, sentenció.

TE PUEDE INTERESAR