El charco hondo

La señal

Los pieles rojas utilizaban las señales de humo para comunicarse, ahora bien, no abusaban, como se cree, las utilizaban exclusivamente para transmitir ideas precisas y urgentes, como la victoria o la derrota en una batalla o para alertar de que un enemigo estaba al acecho. Algunas civilizaciones milenarias entendían que los eclipses totales de sol ...read more →

Los pieles rojas utilizaban las señales de humo para comunicarse, ahora bien, no abusaban, como se cree, las utilizaban exclusivamente para transmitir ideas precisas y urgentes, como la victoria o la derrota en una batalla o para alertar de que un enemigo estaba al acecho. Algunas civilizaciones milenarias entendían que los eclipses totales de sol eran una señal, un mal presagio; consideraban que la desaparición momentánea de la luz significaba que el sol podría estar abandonando a la Tierra, posible antesala de sucesos dramáticos, señal temida, mala profecía. Hay señales más familiares, contemporáneas, pistas que nos llegan con el ruido de los grillos, el aumento de las moscas, las picaduras de mosquito, las arañas abandonando sus nidos, el croar incesante de las ranas o el cacareo de las gallinas en el corral antes de la puesta de sol, signos que anuncian agua, señales que auguran lluvia. Grandes bandadas de pájaros volviendo a sus nidos presagian un huracán, o al menos una bajada de presión. Gansos volando alto u ovejas subiendo a las colinas es señal de buen tiempo. Si las vacas tienen la cola hacia el este el día empeorará, si los peces nadan cerca de la superficie es que viene lluvia, y si mientras me cortan el pelo alguien dice, qué quieren que les diga, yo soy rojillo, bueno, quiero decir que suelo votar al PSOE, pero, si les digo la verdad, el rojo se me está quitando, estoy cada vez más descolorido, y no quiero decir con esto que vaya a votar a Vox, que dicen cosas que agüita, pero coño, tampoco les falta razón, que se pega uno el día trabajando de sol a sol, pagando más de lo que tiene, y cuando llega alguien de fuera le caen ayudas por esto o aquello, y eso tampoco me parece justo, no veo bien que me inflen a impuestos para pagar la sanidad o los colegios a los que vienen de fuera, si esto escucho mientras me cortan el pelo, y así fue, si hay quienes habiendo votado a los socialistas empiezan a picar en los cebos de la derecha extrema, si eso es así, igual que el humo, el sol, los grillos, las arañas, las vacas o los peces anuncian cosas, lo de ayer fue un presagio, una señal de que la ola de Vox va a ser mayor (o mucho mayor) de lo que están anunciando las encuestas. Sondeos que repiten que los socialistas ganarán pero gobernarán las tres derechas, o que Casado podría perder un tercio de los votos que tenía Rajoy. Si las arañas abandonan sus nidos es que viene lluvia. Y si el de la peluquería suele votar PSOE pero argumenta como lo hace la derecha extrema es la señal de que Vox entrará a caballo en el Congreso, y puede que directa o indirectamente en el Gobierno de España, España, España.