santa Úrsula

Denuncian la “situación crítica” en la que está la piscina municipal de Santa Úrsula

La concesionaria del servicio comunicó al Ayuntamiento que dejaba de gestionar el recinto el 31 de mayo por las pérdidas económicas; el personal no sabe todavía qué va a suceder
La piscina municipal de Santa Úrsuula fue inaugurada en el año 2011. DA
La piscina municipal de Santa Úrsuula fue inaugurada en el año 2011. DA

Los trabajadores del Complejo Deportivo y la piscina municipal de Santa Úrsula denuncian la “situación crítica” en la que se encuentra la instalación y la incertidumbre que ello genera en sus trabajadores y usuarios, dado que a partir del 31 de mayo su futuro es incierto.

El recinto se inauguró el 7 de junio de 2011 y desde entonces, la empresa Eulen S.A. es la concesionaria del servicio por un periodo de 15 años que culmina en 2026. Sin embargo, el personal informa que 17 de julio de 2018 ésta le comunicó al Ayuntamiento su intención de dejar la gestión de la instalación a partir del 1 de enero de 2019 “dado el nivel de pérdidas económicas que tiene desde su primer año de existencia”.

Asimismo, le dio como plazo el 31 de diciembre para que el Consistorio pudiera buscar una solución o alternativa con el fin de que el servicio se siguiera prestando y no perjudicar a los cerca de 1.100 usuarios que actualmente tiene.

“A esa fecha aún no se había realizado ninguna acción por parte del Ayuntamiento y Eulen volvió a presentar un documento el 2 de enero y puso como fecha tope el 31 de mayo, considerando tiempo más que suficiente para sacar a concurso la licitación del servicio”, expone el personal a través de un comunicado en las redes sociales.

Única certeza

A día de hoy las 17 personas que trabajan en el recinto no saben qué va a suceder con sus empleos. La única certeza que tienen es que la concesionaria dejará de prestar sus servicios el 31 de mayo y todavía “no ha salido publicado en ningún boletín oficial la licitación del centro”, y que el convenio colectivo “establece la obligación de subrogar a todo el personal”.

Los trabajadores aseguran que llevan desde diciembre solicitando por escrito y a través de registro de entrada una reunión con “algún representante del Ayuntamiento”, ya sea el alcalde, Juan Acosta, o el concejal de Deportes, José Arbelo, para informarse acerca del futuro de la instalación y de sus puestos de trabajo. Lo mismo hicieron con los responsables de la empresa, pero a día de hoy no han obtenido respuesta. Tampoco este periódico que intentó ponerse en contacto con ellos para conocer su versión sobre la situación.

Fuentes del grupo de gobierno explican que “es Eulen quien debe responder sobre cualquier incidencia relacionada con el mantenimiento del recinto o con el personal dado que todavía le quedan siete años de concesión”.

TE PUEDE INTERESAR