Tenerife

El Domingo de Ramos desata el fervor popular

Las parroquias de la diócesis conmemoran la entrada de Jesús en Jerusalén con la bendición de las palmas y los olivos; el obispo pide a los fieles cristianos que se pregunten “de qué lado” están

El Domingo de Ramos desata el fervor popular. | FOTO: Sergio Méndez

La Iglesia católica inició ayer la Semana Santa con la celebración del Domingo de Ramos, que se vivió de forma especial en todos los templos de la diócesis tinerfeña, y que tuvo en La Laguna uno de sus referentes, con la procesión litúrgica que partió del Obispado. El prelado nivariense, Bernardo Álvarez, presidió la bendición de palmas y olivos en el exterior de la Casa Mesa. Álvarez invitó a los presentes a reflexionar sobre el significado de la Semana Santa. ¿De qué lado estamos ante la pasión de Jesús?, preguntaba el prelado a los presentes, después de ser proclamado el evangelio de la entrada de Jesús en Jerusalén. El obispo propuso a los fieles celebrar con coherencia la Semana Santa “hasta el final”, hasta la resurrección de Cristo, al tiempo que exhortó a hacerlo con el testimonio coherente de una vida cristiana.
Tras estas palabras, la procesión litúrgica se dirigió posteriormente hacia la Catedral con cantos. En el interior del templo el obispo presidió la misa del día en la que se proclama de modo solemne la Pasión según San Lucas.

El prelado nivariense centró su reflexión en ayudar a hacer vida en cada uno los sentimientos y actitudes de Jesús ante su Pasión, al tiempo que invitó a que los fieles se sitúen ante los distintos personajes que aparecen en la narración de la Pasión y Muerte de Jesucristo.

Tras la misa tuvo lugar la procesión de la Entrada de Jesús en Jerusalén, que recorrió las calles del casco lagunero bajo un sol de justicia y con el acompañamientos de cientos fieles. Ya durante la tarde, las procesiones volvieron a adueñarse del casco histórico con la salida del Santísimo Cristo de las Caídas y la de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y María Santísima de la Amargura, que partió desde la iglesia de la Concepción a las seis de la tarde.

A la par que en La Laguna, en Santa Cruz las distintas parroquias del municipio también celebraban el Domingo de Ramos. En la iglesia matriz de la Concepción, el Cristo Predicador partía a las 11.00 de la mañana para recorrer las calles aledañas. Lo propio hizo la imagen de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén, que salió de la parroquia de San Francisco acompañada de cientos de fieles para recorrer las calles del centro de la capital.

El Domingo de Ramos se celebró a lo largo y ancho de la Isla, en municipios como La Orotava, donde tres procesiones llenaron las calles de la Villa. La primera, la del Burrito, partió desde el Colegio Salesiano, mientras que la del Santísimo Cristo Predicador lo hizo de la iglesia de La Concepción. La última de ellas se celebró ya por la tarde con la imagen del Santísimo Cristo del Huerto, que salió desde la iglesia de San Francisco.

RS638412_sm san francisco 01-scr RS638416_sm san francisco 05-scr RS638419_sm san francisco 08-scr RS638422_sm san francisco 11-scr RS638427_fp domingo de Ramos 01 RS638430_fp domingo de Ramos 04 RS638432_fp domingo de Ramos 06 RS638437_fp domingo de Ramos 11 RS638438_fp domingo de Ramos 12 RS638421_sm san francisco 10-scr
<
>
El Domingo de Ramos desata el fervor popular. | FOTO: Sergio Méndez