INTERNACIONAL

Un británico, cervezas y un vuelo de Ryanair con destino Tenerife: la historia de nunca acabar

El chef Stuart Leith reconoció haberse bebido diez pintas de cerveza antes de subirse al avión, que lo traía a una despedida de soltero en la Isla

El chef Stuart Leith| DAILY MAIL
El chef Stuart Leith| DAILY MAIL

En muchas ocasiones son noticia los pasajeros que, bien saliendo de la Isla o visitando esta, crean problemas al estar en estado de embriaguez dentro del avión. Muchas veces nos preguntamos qué sucede con ellos más allá de ser expulsados y la respuesta la tenemos en Stuart Leith, un chef de 28 años de Mánchester que el pasado mes de marzo se disponía a viajar a Tenerife para disfrutar de una despedida de soltero. Borracho, desoyó continuamente a la tripulación, obligando a su vuelo a ser retrasado para que fuera entregado a la Policía, ahora hemos conocido que Stuart deberá pagar una multa de 600 euros.

Según narra el Daily Mail, nuestro protagonista reconoció ante el juez que bebió “diez pintas de cerveza o más” antes de llegar al avión de Ryanair. Justo al entrar, parte de la tripulación se dio cuenta del estado de embriaguez de Stuart Leith, pero todo empeoró cuando le pidieron que se pusiera el cinturón de seguridad, algo a lo que se negó, poniéndose de pie e insultado a una azafata.

Ante esta situación, el sobrecargo alertó a la policía, que entró dentro de la aeronave llevándose al chef, siendo detenido en la comisaría del aeropuerto de Mánchester. Pese a ello, los mismos policías, pasada algunas horas, lo acompañaron a un nuevo avión para que pudiera volar y unirse a sus compañeros en Tenerife.

“Mi cliente admite que hizo una gran estupidez”, admitió Rachael Yarwood, su abogada, mientras que desde Ryanair reconocieron que lo que hizo “no fue tan grave” como para que no pudiera acceder a otro de sus vuelos: “No es lo suficientemente serio como para que nuestra compañía, quien tiene la discreción de rechazar a alguien en un vuelo, lo dejara volver”.