familia e infancia

Seis claves para ayudar a tus hijos a aprobar el curso

Ayuda a tus hijos a afrontar la recta final del curso con éxito y que el esfuerzo valga la pena

Por Centro Psicología IDEA

Ahora que comienza la recta final del curso, muchos padres y madres se preguntan cómo podrán sus hijos e hijas remontar las notas que han estado obteniendo hasta ahora. Puede ser que tu hijo o hija siempre espere al final para emplearse a fondo o, simplemente, que necesite un apoyo extra a estas alturas del curso. Si hay algo que solemos tener claro las madres y padres es que lo más importante es el esfuerzo. Sin embargo, en este momento en el que la evaluación final se acerca, queremos que el esfuerzo tenga los resultados esperados.

¿Cómo podemos ayudarles a remontar? Y, más importante, cómo podemos ayudarles a que aprendan cómo hacerlo bien para no tener que llegar a darlo todo en el sprint final. Te damos 6 claves para ayudarles a conseguirlo:

Identifiquen qué ha pasado: Lo primero es saber qué ha estado ocurriendo. Puede ser que haya habido falta de tiempo por estar muy ocupados con otras actividades, o tal vez que necesiten ayuda para ponerse al día con los contenidos. Otro motivo puede ser la falta de hábito de estudio, como tener un horario para llevar las cosas al día.

Planifiquen juntos un horario de estudio: Lo mejor es que sea el mismo horario todos los días, de ser posible.  Que cuenten además con un espacio acondicionado para estudiar que esté libre de distracciones. No hay que ponerles un montón de horas, sino empezar de menos a más y respetando siempre los descansos necesarios.

Asegúrate de que sabe estudiar: Estudiar no es sólo memorizar. Para estudiar de forma más efectiva hay que tener otros recursos como saber hacer esquemas, resúmenes, identificar las ideas más importantes, comprender el material y usar reglas mnemotécnicas (truquitos para memorizar más fácil).

Pongan metas a corto plazo: Sobre todo al principio, no se les puede pedir que el primer día se sepan ya todo lo que no han podido aprender hasta ahora. Es mejor poner pequeñas metas y asegurarse de que está bien consolidado. Y, por supuesto, dejar siempre un plazo para que dé tiempo a repasar.

Estén pendiente de su progreso: No se trata de estar todo el día encima, pero sí de saber qué tareas tienen y asegurarse de que están hechas, así como saber cómo llevan lo estudiado.

Felicita sus logros: Estar pendientes nos facilita una de las cosas más importantes, poder felicitarles por hacer las cosas bien. No hay que castigar. Mantener una actitud positiva y de ánimo es indispensable para motivarles a que pueden dar este último empujón, y, sobre todo, a que aprendan cómo hacerlo para el próximo curso.

El objetivo final no es el de salvar los muebles, sino el de que aprendan a adquirir un hábito que, además, les ayudará a que estudiar les resulte más fácil y entretenido.

* Centro Psicología IDEA
Sitio web: www.psicologiaidea.com
Instagram: www.instagram.com/psicologiaidea

TE RECOMENDAMOS