santa cruz de la palma

La pregonera de la Fiesta de la Cruz reivindica los valores democráticos de la ciudad y sus vecinos

La pregonera situó a los vecinos en el centro del protagonismo de estos festejos y valoró el trabajo que realizan los distintos barrios que trufan la capital insular. Paiz concluyó con una reivindicación feminista. “No hay cruceras, sino cruceros y pese a todo, la cruz y la fiesta son femeninas”, subrayó
Eugenia Paiz junto al alcalde Sergio Matos y la concejal de Fiestas, Virginia Espionsa.

La periodista del Decano de la Prensa de Canarias, DIARIO DE AVISOS, Eugenia Paiz, dio ayer el pistoletazo de salida a las Fiestas de la Cruz en la capital palmera, una de las citas festivas más emblemáticas de la ciudad, que celebra 526 años desde su fundación.

Paiz, que se declaró “poco convencional” y que confesó ser una periodista “siempre inmersa en la palabra y necesitada de navegar en la reflexión escribiendo en la búsqueda de la verdad”, pronunció un pregón marcado por el reconocimiento a los barrios y a las gentes anónimas en torno a la fiesta de las Cruz, en una mirada retrospectiva de la celebración desde sus recuerdos de niña y adolescente, para hacer una llamad a la convivencia, la tolerancia, la fraternidad y la libertad, y desde una visión feminista de la fiesta.

La pregonera, acompañada por el alcalde de Santa Cruz de La Palma, Sergio Matos, y la concejal de Fiestas, Virginia Espinosa, se dirigió a un nutrido público en la Plaza de España para “abrir ventanas y puertas, para recuperar desde cada esquina, en cada barrio y desde la piedra de cada calle, las flores en las cruces, el adorno de mayo y la explosión del color”. Paiz dio la bienvenida a la fiesta hablando del “miedo a la pérdida” y para reivindicar luego “la vida del barrio”. La pregonera se preguntó “cómo podemos hacer para, desde las nuevas tecnologías y desde esta revolución de la comunicación tras las pantallas, desde ese alejamiento emocional al que se ven arrastrados los hijos de nuestras casas, reconquistar la defensa y el interés del vestido de la cruz”. La pregonera hizo hincapié al agradecer a las todas las mujeres, y desde la fiesta en femenino, su poder como liberadoras “en una conquista por la igualdad en todos los ámbitos”.

Tanto Espinosa como Matos destacaron el carácter social y comprometido de la labor periodística que ha realizado Eugenia Paiz en los diversos medios de comunicación en los que ha trabajado, en especial en relación con los derechos de las personas con discapacidad. La pregonera situó a los vecinos en el centro del protagonismo de estos festejos y valoró el trabajo que realizan los distintos barrios que trufan la capital insular. Paiz concluyó con una reivindicación feminista. “No hay cruceras, sino cruceros y pese a todo, la cruz y la fiesta son femeninas”, dijo.

TE PUEDE INTERESAR