Venezuela

Leopoldo López: “Le pido a Dios que ilumine al presidente Sánchez en el conflicto de Venezuela”

Candidato del Partido Popular al Parlamento Europeo

Leopoldo López. Fran Pallero
Leopoldo López. Fran Pallero

Cuando Leopoldo López, padre, recogió en octubre de 2017 el Premio Taburiente de DIARIO DE AVISOS concedido a su hijo, ya advirtió de que se dejaría la piel por sus compatriotas. Ahora cumple su palabra y concurre con el PP a las elecciones de este domingo para el Parlamento Europeo. Ayer atendió a este periódico en Santa Úrsula, antes de ofrecer una charla en la recta final de la campaña electoral.

-Concurre usted a las elecciones, casi como la voz de los venezolanos en Europa.
“Tengo el honor de ser partícipe en las elecciones en la lista del PP. Debo decir que ha sido un partido que desde que empezó todo el problema, incluso, mucho antes de que yo llegara a España, ya se había manifestado con mucha solidaridad respecto a nuestra tragedia. El presidente Rajoy fue el primer presidente que recibió a mi nuera Lilian. Después de que él recibiese a Lilian, ya el resto de los presidentes de Europa, incluso de América, comenzaron a hacerlo. Fue la primera persona que resaltó la lucha de los presos políticos venezolanos y, desde entonces, el PP no solamente nos apoyó en España, sino que nos apoyó también en el Parlamento Europeo”.

-¿Qué sintió cuando Pablo Casado le propuso formar parte de la lista del PP a la Eurocámara?
“Cuando me lo propuso, me sentí en la obligación de aceptar porque ellos consideraban que yo podía ser una voz válida para el reclamo de la justicia, la libertad, los derechos humanos en el Parlamento Europeo, no solamente para los venezolanos, sino para todos aquellos pueblos oprimidos ,como el de Cuba o el de Nicaragua. Era muy cómodo decir que no, pero prefiero implicarme y dejar una huella, si la puedo dejar; si finalmente el soberano me elige, haré, definitivamente, lo imposible porque la voz de Venezuela sea oída en el Parlamento Europeo. Si bien es cierto que Europa, a través de su Parlamento, fue uno de los primeros en reconocer la legitimidad de la Presidencia de Juan Guaidó, también es cierto que no se ha progresado en transformar ese reconocimiento en acciones”.

-¿Cuáles serían esos pasos?
“Lo primero es conseguir sanciones específicas que le sigan cercando la comodidad al régimen de Maduro en Venezuela, pero también sanciones a todos aquellos sátrapas que han escogido a Europa como un paraíso para ellos y para sus familias y que, de hecho, están dejando su patrimonio a buen recaudo, que, en realidad, es patrimonio de todos los venezolanos y ellos se lo han robado”.

-¿Habla usted de lo ocurrido con el embajador de España en Venezuela en la época de José Luis Rodríguez Zapatero?
“Hemos visto en los últimos tres días que se está descubriendo, lamentablemente, cómo un exembajador del Reino de España, miembro del PSOE, utilizó la embajada para blanquear capitales y lo está investigando la justicia. No hay otra salida sino cerrarles el camino a los sátrapas”.

-¿Qué le ha parecido el papel diplomático de España desde que Juan Guaidó se autoproclamó presidente interino de Venezuela?
“Lamentablemente, creo que no se informaron lo suficiente para entender que no era una autoproclamación y jamás se tenía que haber utilizado esa palabra. En primer lugar, la Asamblea Nacional es el único poder legítimo que queda en Venezuela. Pero, además, en los estatutos de nuestra Constitución está previsto que, ante la ausencia de una Presidencia, quien tiene la responsabilidad de conducir el Gobierno es el presidente de la Asamblea Nacional y llevarlo a unas elecciones libres. Cuando el presidente Sánchez reconoció a Juan Guaidó, le puso una coletilla innecesaria cuando le dio un plazo de ocho días, por lo que creo que le quitó importancia. Esperamos que España sea un líder en la conducción de la política europea hacia Venezuela”.

¿Qué nos puede contar de la situación de su hijo en la embajada de España? ¿Cómo lo está viviendo?
“Leopoldo es un huésped de la embajada. En primer lugar, porque se le concedió un indulto presidencial legítimo porque está cumpliendo con las leyes de Venezuela. Se lo otorgó el presidente legítimo de Venezuela, Juan Guaidó. Si se reconoce al presidente Guaidó como legítimo, también tienen que reconocerse sus actuaciones”.

-Desde España, se entendió que el golpe de efecto cuando se liberó a su hijo y no lo secundaron masivamente los militares, quedó en un movimiento menor. ¿Tiene usted la misma impresión?
“Creo que estaba muy amarrado, pero siempre hay traiciones. Hubo militares que ya de por sí sabíamos que no eran trigo limpio, porque están muy involucrados, particularmente, uno de ellos con muchísimos intereses aquí en España”.

-¿A quién se refiere?
“Prefiero no decirlo, pero el Gobierno de España sabe de quién hablo”.

¿Cómo valora el ofrecimiento de Nicolás Maduro de llevar a cabo elecciones legislativas en el país?
“Una burla, porque él lo que propone ahora es la anticipación de unas elecciones parlamentarias. Nadie está hablando de anticipar unas elecciones del poder legítimo. El poder legítimo le queda todavía hasta el año 2020”.

-Por lo que le entiendo, ¿ustedes piden unas elecciones al Ejecutivo y no al Legislativo?
“El usurpado es el poder ejecutivo, no el poder legítimo”.

-¿Ha contactado usted con Wilmer Guaidó, padre del presidente?
“Hablé con él cuando comenzó todo esto. Hay una amistad de Juan con Leopoldo desde hace años”.

-¿Considera que el conflicto terminará pronto?
“Todas las desgracias comenzaron por falta de alimentos, medicinas, luego falta de hospitales, seguridad, ahora con falta de electricidad. Lo último es que Venezuela no tiene gasolina y cuando no se tiene gasolina en un país que produce solamente petróleo, estamos hablando de cosas muy serias”.

-¿Sigue la oposición venezolana unida? En las recientes manifestaciones en la Isla se trasluce cierta dispersión…
“Estuvimos unidos para elegir una Asamblea Nacional, 17 agrupaciones distintas fuimos con una sola lista y ahí está el resultado, tenemos el 75% de la representación de la Asamblea. Estamos unidos ante la decisión de salir de los usurpadores. Ahora, a veces, da la impresión de que no hay unión porque somos demócratas y tenemos respeto por las opiniones, pero cuando las opiniones se transforman en acción, hay unidad”.

-El 28-A salió de las urnas un notable apoyo a los partidos de izquierda en España. Incluso, se habla de un pacto entre PSOE y Podemos, ¿teme usted que la situación de su hijo cambie?
“Además de temer por mi hijo, temo mucho por España. Si Podemos entra al Ejecutivo en zonas álgidas como pueden ser manejar las comunicaciones, la televisión, la Educación, las Relaciones Exteriores, creo que…”

-¿Le afectará a su hijo?
“A mi hijo y a muchos españoles y venezolanos. En esto quiero ser claro, mi lucha no es solamente por mi hijo. No estoy aquí luchando por mi hijo, estoy luchando por una convicción de que el populismo es la destrucción de la democracia. El irrespeto de la Constitución es la destrucción de la democracia, el irrespeto a la Constitución de las sociedades y las naciones. Por eso estoy yo en esto. Es una lucha en la que le aseguro que me estoy dejando el pellejo. Si fuera solo por mi hjo, no me recibiría nadie”.

-¿Qué le pide al presidente Sánchez?
“Le pido a Dios que ilumine al presidente Sánchez, más bien”.