formación

El juvenil de la Escuela de Fútbol de Los Llanos ya es equipo de la División de Honor

Los palmeros lograron el ascenso tras golear en el partido decisivo al Llamoro 5-1
La plantilla y cuerpo técnico del juvenil de la Escuela de Fútbol de Los Llanos celebran al final del partido ante el Llamoro el ascenso a la División de Honor juvenil. /Innes Ross
La plantilla y cuerpo técnico del juvenil de la Escuela de Fútbol de Los Llanos celebran al final del partido ante el Llamoro el ascenso a la División de Honor juvenil. /Innes Ross

El juvenil de la Escuela de Fútbol de Los Llanos logró el pasado sábado el ascenso a la División de Honor juvenil tras golear en la última jornada de la Liguilla de Ascenso al Llamoro por 5-1. Un partido decisivo para los dos, ya que al Llamoro le valía el empate para subir. El Icodense, tercero en discordia, quedó fuera de cualquier opción de ascenso a falta de tres jornadas.

Uno de los artífices del ascenso del juvenil es su entrenador, Zaván Isidro Santana, que se mostró feliz tras lograr el objetivo. “Es una temporada en la que nos ha venido todo de cara. Desde la primera Copa salieron las cosas bien, acabamos con el premio de jugar el play-off con Tenerife, y la guinda fue ascender”.

Para llegar hasta aquí, el juvenil palmero ganó todo lo que le pusieron por delante: liga, copa, play-off en La Palma y la Liguilla final contra el Icodense y el Llamoro. “En el play-off de La Palma acabamos invictos, cosa que es muy difícil porque son partidos muy tensos y con mucha rivalidad. Luego jugamos la Liguilla final en el que no sabíamos lo que nos íbamos a encontrar, porque no teníamos ninguna información de los equipos. Poco a poco los fuimos conociendo y salieron las cosas bastante bien, relató el técnico de la Escuela de Fútbol de Los Llanos”.

Quizás el más momento más delicado para Los Llanos fue la derrota encajada en El Molino por 2-0 ante el Icodense en la penúltima jornada de la Liguilla. Zaván, a pesar de la derrota, se mostró tranquilo en ese momento porque pasara lo que pasara el ascenso se iba a dilucidar en La Palma ante el Llamoro.
“Era un partido en el que necesitábamos un empate para que nos valiera en la última jornada un punto para subir. Pese a perder no pasó nada porque todo se iba a decidir en La Palma, por lo que no teníamos que arriesgar jugadores que estaban tocados. Nos jugamos la última carta en casa y salió como esperábamos”.

Pese al 5-1 final, Los Llanos no las tuvo todas consigo como así reconoció el entrenador palmero. “El resultado fue engañoso. No hubo diferencias en el partido como para un 5-1. Ellos se pusieron por delante en el marcador y nosotros empatamos en el minuto 30 de la primera parte. Antes de ese gol nuestro, ellos estaban haciendo las cosas mejor. En la segunda parte tampoco hubo tanta diferencia como para meter cuatro goles, pero si fuimos mejores que ellos”.

Por último, Zaván simultaneaba esta temporada el cargo de entrenador con el de coordinador de la base de la Escuela de Fútbol de Los Llanos.
“La base del club goza de muy buena salud. Contamos con entrenadores muy preparados, aunque siempre hay cosas que se pueden mejorar. Tenemos que seguir por el camino que hemos trazado. Ahora hay un referente en categoría Nacional que nos puede dar un empujón para seguir trabajando y mejorando”.

Zaván Isidro Santana, entrenador del juvenil de la Escuela de Fútbol de Los Llanos./Innes Ross

“Soy más formador que entrenador”
Zaván no seguirá ejerciendo de entrenador del juvenil Los Llanos. “Mi intención es seguir coordinando la Escuela. A lo mejor cojo algún equipo de la Escuela que no me quite tanto tiempo y energía, porque este año me superó todo un poco. Soy mejor formador que entrenador y prefiero seguir formando y educando que entrenar”

TE PUEDE INTERESAR