santa cruz

El nuevo equipo de gobierno de Santa Cruz detecta al menos unas 3.000 facturas impagadas

La alcaldesa, Patricia Hernández, reconoce que Intervención está revisando los procesos que han llevado a esta situación en la que el pago a proveedores se dispara a casi 6 meses
Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. DA
Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. DA
Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. / DA

Los 866.000 euros de las facturas impagadas por el Ayuntamiento de Santa Cruz y que han llevado al corte del suministro eléctrico en algunas instalaciones deportivas de la ciudad son solo la punta del iceberg. El Ayuntamiento de Santa Cruz cuenta con al menos unas 3.000 facturas impagadas, la mayoría pertenecientes al año en curso. Esa es una de las sorpresas que se ha encontrado el nuevo equipo de Gobierno capitalino, liderado por la socialista Patricia Hernández, que ha visto como existe un atasco en el pago a proveedores para el que aún no encuentran una explicación plausible. Así lo confirmó a DIARIO DE AVISOS tanto la alcaldesa como el concejal de Servicios Públicos, José Ángel Martín, quien no solo se ha encontrado con el problema de los cortes de luz que afectan a distintas instalaciones del Ayuntamiento, sino también con otros proveedores a los que se le adeudan grandes cantidades de dinero. “En mi área, la factura más importantes es la referente al suministro de energía eléctrica con esos 866.000 euros, pero también tenemos otras como una de 300.000 euros que se le adeuda a Traysesa por obras de asfaltado”.

El montante total de estas facturas aún es desconocido para el Consistorio. La situación está siendo analizada por el área de Hacienda y su responsable, José Sabaté, para descubrir las causas que han llevado a que exista tal cantidad de facturas impagadas. Según confirmó Martín, la mayoría de las facturas que se han encontrado son de este año pero también las hay de 2017 y 2016. Que la mayoría sea de este año, confirma el edil de Servicios Públicos, hace que el pago a proveedores se haya disparado, “lo han pulverizado”.

El anterior equipo de gobierno (CC-PP) presumía de que las facturas se pagaban en menos de un mes, sin embargo, tal cantidad de pagos pendientes, reconoce el Ayuntamiento capitalino, deja en entredicho esa afirmación.

En el propio portal municipal, según los datos colgados en el área de Transparencia, en enero de este año, el periodo medio de pago a proveedores se situaba en 28 días. En febrero subió hasta los 32 para en abril (no está el dato de marzo), rebajarlo a 14 días. El número de factura encontradas por el nuevo equipo de gobierno, que tomó posesión en junio, ponen en entredicho estos datos puesto que, tal y como confirman desde el Ayuntamiento, la mayoría de las facturas se corresponden a este año.

Proveedores

La alcaldesa se ha encontrado con que ya son muchos los proveedores que se han dirigido al nuevo equipo de Gobierno para reclamar el pago de las facturas que se les adeudan. Otros, simplemente, han dejado de prestar sus servicios al Consistorio capitalino por el impago reiterado de sus facturas. Se de la circunstancia de que, si además existiera un contrato en vigor, el impago sustenta su anulación sin ningún tipo de coste para el prestatario del servicio, sin que el Consistorio pueda hacer nada para evitarlo.

Será en el próximo Pleno del Ayuntamiento cuando se lleven algunas de las facturas para iniciar el pago de las mismas así como la contratación de algunos de los servicios que se han visto desabastecidos por el abandono de la prestación por parte de los proveedores ante los impagos.

TE PUEDE INTERESAR