noticias del día

Las patrullas ciudadanas de la Policía Nacional, bajo mínimos

La asignación de servicios como la custodia de presos, conducciones en los juzgados o temas relacionados con el CIE vacían de efectivos las calles de la capital tinerfeña
Cuatro patrullas de la Policía Nacional esperan a la entrada de un centro hospitalario de la capital tinerfeña. DA

La presencia de patrullas de la Policía Nacional en las calles de la capital tinerfeña, Santa Cruz de Tenerife, se encuentra bajo mínimos ante la incapacidad de que, con los miembros asignados a la misma, se pueda cumplir con los servicios que les son asignados.

Ello se ha puesto de manifiesto tanto en determinadas jornadas del pasado mes de mayo como en el que ahora está en curso, tal y como denuncian a DIARIO DE AVISOS fuentes conocedoras de estos hechos, quienes detallan que la acumulación de tareas en alguna de dichas jornadas han llegado incluso a dejar en manos de la Policía Local santacrucera las tareas básicas de estas unidades, que no son otras sino patrullar las calles en aras de la seguridad ciudadana.

Entre esos servicios que terminan por desbordar la capacidad para asumirlas se encuentran, por ejemplo, las relacionadas con el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) existente en Hoya Fría, el único que en la actualidad presta servicio en toda Canarias, al menos mientras siga en obras el de Barranco Seco (Gran Canaria), una antigua prisión que se construyó hace más de medio siglo y que acabó cerrándose provisionalmente ante las denuncias de las ONG y del propio Defensor del Pueblo.

Otros servicios

Lo cierto es que el notable aumento en la llegada de inmigrantes en pateras al Archipiélago, con una subida del 203% desde el 1 de enero hasta el 16 de junio de este año respecto al mismo periodo de 2018, al pasar de 140 a 425 según los datos publicados por Interior este mismo lunes, han multiplicado estas tareas. Pero hay más, como, por ejemplo, las custodias a detenidos ingresados en centros hospitalarios (por ejemplo, un tuberculoso en el Hospital Universitario de Canarias) o vigilancias en comisarías de la propia capital en sustitución de otros compañeros. Otra de las tareas de las que han tenido que hacerse cargo en algunas ocasiones también han sido sustituciones en la Sala del 091.

En todo caso, se trata de competencias ajenas, al menos inicialmente, a las patrullas que nos ocupan.

En total, se estima que el pasado mayo se repitieron al menos en cuatro ocasiones los turnos en que las patrullas se vieron desbordadas, hasta tal punto de que ninguna estaba en las calles en esos momentos.

Rendimiento

Puestos al habla con el portavoz insular de la Confederación Española de Policía (CEP), José Luis Gallardo, reconoció que el problema de las radiopatrullas “no es nuevo”, y manifestó que “esperamos que los mandos adopten las soluciones pertinentes” para corregir unos parámetros que, considera, “no son los mejores, está claro, dado que inevitablemente influyen en el rendimiento de unos compañeros a los que se les acumulan unas libranzas que les son denegadas sistemáticamente ante la falta de más miembros”.

TE PUEDE INTERESAR