internacional

Pasa 43 años en prisión por un delito que no cometió

Llegó a pasar años en el corredor de la muerte

Charles Ray Finch, de 81 años, fue liberado el mes pasado de la prisión de Greene Correctional Institution. Este hombre de Carolina del Norte ha pasado un total de 43 años en la cárcel por un delito que jamás cometió. Ahora se ha sabido que se manipularon pruebas en su contra para culparle del asesinato de un hombre.

El 13 de febrero de 1976 un hombre, Richard Holloman, fue asesinado de un disparo en una tienda tras un intento de robo. Fue condenado a muerte, pero la Corte Suprema redujo su sentencia a cadena perpetua al ser inconstitucional la pena capital en aquel estado.

Pero había algo muy oscuro detrás. Fueron los propios policías que lo detuvieron para poner en el lugar pruebas en su contra. Después de que un testigo dijera que el autor de los disparos llevaba una chaqueta, los agentes le pusieron a Charles una, dejando sin ellas a los otros sospechosos de la rueda de reconocimiento. De esta manera tan simple comenzó el calvario de este hombre.

Por suerte, el 23 de mayo, el Juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Terrence Boyle, ordenó la liberación de Finch. Fue puesto en libertad ese mismo día, dejando la prisión en una silla de ruedas. Fue recibido por familiares y abogados que lo llevaron a su casa de Wilson.

TE PUEDE INTERESAR