política

Ángel Víctor Torres, un filólogo con amplia experiencia en la política municipal

El Gobierno de Canarias tiene desde ayer nuevo presidente, un aruquense que fue dos veces alcalde de su municipio, recibió reconocimientos por uno de sus libros de relatos y se ha dedicado a la docencia en diferentes centros de Secundaria de Gran Canaria

Ángel Víctor Torres se convertía en el mediodía de ayer en presidente del Gobierno de Canarias, el segundo socialista en hacerlo tras Jerónimo Saavedra. Torres nació en Arucas en 1966, un municipio del norte de Gran Canaria fuertemente marcado por la represión y persecución franquista, una situación que, como el propio Torres explicó en su discurso, afectó a varios de sus familiares.

Se licenció en Filología Hispánica por la Universidad de La Laguna (ULL) en 1989, institución en la que también finalizó su doctorado en 1991. Desde ese mismo año ha ejercido como docente de Lengua y Literatura en diferentes centros de Secundaria de Gran Canaria. Además, ha sido reconocido por su obra literaria, y consiguió el accésit del premio Ciudad de Santa Cruz por Retales de un tiempo difuso (1990), una pieza de ficción en la que se entremezclan diferentes relatos.

De padres socialistas, Torres se inició en la política como concejal de Arucas, su localidad natal, en 1999, y como portavoz municipal del partido en 2001. Más tarde, ostentó dos veces la alcaldía de Arucas, en los mandatos de 2003 a 2007 y de 2011 a 2015. Su perfil político está marcado por sus años como alcalde, por ello, tras recibir la confianza de la Cámara afirmó su deseo de “convertir al Gobierno de Canarias en el Ayuntamiento de las ocho islas”.

Además, durante la última legislatura fue vicepresidente y consejero de Obras Públicas, Infraestructura y Deportes del Cabildo de Gran Canaria. También ha ostentado la cuarta vicepresidencia de la Federación Canaria de Municipios (2003- 2007) y ha sido presidente de la comisión de Educación de la misma institución de 2011 a 2015. Torres es también el secretario general del Partido Socialista en Canarias, siendo elegido para este cargo mediante proceso de primarias en julio de 2017, en las que venció a Patricia Hernández y a Juan Fernando López Aguilar. En las primarias, Torres se presentó como el candidato sanchista. El propio Pedro Sánchez, en declaraciones a DIARIO DE AVISOS el pasado mes de abril, declaró que Torres “tenía muchas posibilidades de ser el próximo presidente de Canarias y liderar la alternancia”, una predicción que ayer se hizo realidad.

El liderazgo de Torres como secretario general socialista en Canarias trajo a su partido buenos resultados en las pasadas elecciones del 26 de mayo, consiguiendo ser la fuerza más votada, con 25 escaños; 5 más que su principal competidor, Coalición Canaria. Ayer, esos resultados, junto a sus capacidades para pactar, permitían el desalojo del partido nacionalista del poder tras 26 años de gobierno ininterrumpido.

Respecto a su personalidad, Torres reflejó en sus discursos dos de sus valores fundamentales, el aprecio por su familia y el respeto al adversario político. El nuevo presidente del Gobierno de Canarias transmite tranquilidad y capacidad de diálogo, lo que ha demostrado en la consecución del Pacto de Progreso. Torres supo convencer a tres fuerzas muy diferentes entre sí como Nueva Canarias, Sí Podemos Canarias y la Agrupación Socialista Gomera (ASG), e incluso a los miembros de su propio partido.
Desde ayer, Canarias tiene en Ángel Víctor Torres la figura de un recién estrenado presidente, el noveno que ostenta este cargo desde la democracia, tras Jerónimo Saavedra, Fernando Fernández, Lorenzo Olarte, Manuel Hermoso, Román Rodríguez, Adán Martín, Paulino Rivero y Fernando Clavijo. A la espera de descubrir cómo será su mandato, Torres quiso dar ayer una pista de lo que espera para el nuevo Gobierno: “Que sea de carne y hueso, accesible, y que atienda a los ciudadanos”.

TE PUEDE INTERESAR