Política

Coalición pacta con el PP un Gobierno minoritario con las horas contadas

Enrique Arriaga (Cs), llave para una posible moción de censura, asegura que “es una mala noticia para la regeneración democrática”

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso (CC), en la rueda de prensa de ayer                         tras el Consejo de Gobierno. A la derecha, el vicepresidente primero, Lope Afonso (PP). DA
El presidente del Cabildo, Carlos Alonso (CC), en la rueda de prensa de ayer tras el Consejo de Gobierno. A la derecha, el vicepresidente primero, Lope Afonso (PP). DA

Coalición Canaria (CC) anunció ayer un acuerdo de gobierno con el Partido Popular (PP) en el Cabildo de Tenerife, al que no ha querido sumarse Ciudadanos (Cs), tras las intensas negociaciones entre los líderes de estas formaciones políticas en las Islas. A pesar de este acuerdo cojo que cuenta con 15 apoyos (11 de Coalición Canaria y 4 de los populares), uno menos que la mayoría absoluta, la moción de censura al nacionalista Carlos Alonso (CC) es todavía factible. Sobre todo, tras escuchar las declaraciones del portavoz de la formación naranja en la Corporación insular, Enrique Arriaga, quien aseguró ayer, al conocer la firma del acuerdo entre nacionalistas y populares, que “el pacto firmado hoy (ayer para el lector) por CC y PP es una mala noticia para la regeneración democrática” y recalcó que “desde Cs siempre hemos impulsado, con el visto bueno de nuestra dirección en Madrid, el pacto a tres entre PP, Cs y PSOE”. En esa línea, y valorando la rúbrica de ayer por la mañana, Arriaga concluyó que, “por lo que se ve, el PP se ha entregado a CC, con lo cual es una mala noticia para Tenerife”.

Además, Arriaga, profundizando aún más en su disgusto por lo ocurrido, remarcó que, con este acuerdo, “Cs se seguirá manteniendo en la oposición durante todo el tiempo que sea necesario, habida cuenta de que en ningún caso podemos entrar en un Gobierno en el que estén dos personas imputadas, como es el caso de dos de los consejeros del PP”, en clara alusión a la situación judicial del exalcalde portuense Lope Afonso, que espera la sentencia del caso Mercadillos, por el que la Fiscalía le solicita nueve años y tres meses de inhabilitación, y Águeda Fumero, imputada por una pieza separada del caso Arona 2.

Hay que tener en cuenta que Cs tiene varias líneas rojas para llegar a acuerdos. Las más significativas son no pactar con Podemos ni con imputados, además de que buscan, en teoría, la regeneración política en las administraciones públicas. En cuanto a la primera, Sí Podemos Canarias ha dejado claro que no entraría en el grupo de gobierno del Cabildo con los socialistas y la formación naranja si estas formaciones políticas presentan la citada moción de censura contra el nacionalista Carlos Alonso, por lo que solo se rubricaría con su apoyo externo. En lo que respecta a la segunda, el propio Arriaga ha recordado tal impedimento para formar parte del Gobierno insular, tal y como está configurado actualmente. Es significativo, no obstante, que las líneas rojas en cuanto a pactos han fluctuado, dependiendo de la situación política del momento. Uno de los ejemplos que incidirían en las tesis vacilantes de las directrices nacionales del partido de Albert Rivera a sus subordinados en Tenerife es el caso del municipio madrileño de El Escorial, donde la irrupción de Vox (fue el argumento utilizado) propició que el PP y Cs, “socios preferentes” como en Canarias, invitaran a Podemos a entrar a formar parte del grupo de gobierno, sin que su concejal en esa corporación haya sido expedientado.

Acuerdo CC-PP

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, destacó ayer que se trata de un acuerdo “moderado” que queda abierto a la incorporación de Cs cuando así lo estime oportuno. “La Isla necesita un Gobierno y cuanto más estable sea, mejor”, indicó Alonso en la rueda de prensa posterior al nuevo Consejo de Gobierno, donde insistió en la necesidad de “centrar la política en Tenerife y que la Isla esté en el centro de la toma de decisiones”.

Por su parte, Lope Afonso manifestó que este acuerdo “es un paso importante para dar estabilidad a una institución clave para la Isla como es el Cabildo”, y aludió a la responsabilidad de su partido al asumir “un compromiso claro con los tinerfeños”. De hecho, Afonso señaló que gobernar con CC es una de las alternativas que tenía su partido tras la directriz de la dirección nacional para no apoyar una moción de censura encabezada por los socialistas.

Este periódico ha venido informando sobre las presiones que ha efectuado el secretario general del PP, Teodoro García Egea, para que los suyos en las Islas pacten con los nacionalistas tanto en el Cabildo tinerfeño como en el palmero. De momento se desconoce si el portavoz de los populares en la Corporación palmera, Mariano Hernández Zapata, seguirá la orden de sus superiores en Madrid y entrará en el grupo de gobierno de Nieves Lady Barreto (CC) o presentará una moción de censura con los socialistas que le auparía a la Presidencia del Cabildo palmero.

El pacto suscrito en Tenerife entre ambas formaciones políticas incide en aspectos como la mejora del empleo, la inclusión, la cohesión social y territorial, la atención a las personas o la sostenibilidad, entre otros.

Estructura

El Consejo de Gobierno insular, reunido ayer, ya con los cuatro consejeros populares, definió la nueva estructura de gobierno que será comunicada hoy a la Junta de Portavoces y refrendada en el próximo pleno, previsto para el día 16 de julio.

El Cabildo contará con 10 áreas de gobierno, de las que CC gestionará las de Presidencia; Acción Social, Inclusión y Voluntariado, que dirigirá Juana María Reyes; Tenerife 2030, que tendrá al frente a Efraín Medina; Sostenibilidad, Aguas y Residuos, de la que se ocupará Alberto Bernabé; Fomento y Proyectos Estratégicos, con Blanca Pérez; Desarrollo Socioeconómico, Agricultura, Comercio, Industria e Internacionalización, que gestionará Verónica Meseguer; y Empleo, de la que se ocupará la nacionalista Coromoto Yanes.

También formarán parte de la estructura que gestionarán los nacionalistas los consejeros Raquel Gutiérrez (Gobierno Abierto, Participación Ciudadana y Diversidad); Félix Fariña (Innovación y Sociedad de la Información); José Manuel Pitti (Museos) y Aguas (Antolín Bueno).

Por su parte, el PP estará al frente de Cooperación, Vivienda, Promoción de la Accesibilidad y Seguridad, que gestionará Manuel Fernández; Planificación y Patrimonio Histórico, que dirigirá Zaida González, y Turismo, cuya gestión correrá a cargo del exalcalde portuense Lope Afonso, quien también será el vicepresidente primero de la Corporación insular.

Los populares asumirán, asimismo, las direcciones insulares de Inclusión y Voluntariado; Movilidad y, además, gestionarán el Área de Deportes, de la que se encargará Águeda Fumero.