superconfidencial

El sobaco de Montero

Han pedido la dimisión de un inocente edil del PP a causa de un insignificante comentario sobre el sobaco peludo de Irene Montero

Han pedido la dimisión de un inocente edil del PP a causa de un insignificante comentario sobre el sobaco peludo de Irene Montero. Dijo el concejal así, más o menos: “Espero que si llega a ser vicepresidenta del Gobierno de España se quite los pelos del sobaco”. Si les digo lo que pienso, que suelo hacerlo, a mí la pelambrera femenina me pone. Será que estoy enfermo; o antiguo. Ahora les da a todas por afeitarse los altos y los bajos, cuando resulta que donde hay pelo hay alegría y que si la Naturaleza puso la greña ahí será por algo. El pobre concejal ha dicho que bueno, que no volverá a pedir que Montero se aligere la zona. Digo yo que si ella opta por el tirabuzón será porque le abriga o quizá por otras causas que ignoro y en las que no me voy a meter porque cada uno/una es dueño de cultivar papas en el sobaco o de segar el trigo en la tierra del desodorante. En España es noticia cualquier cosa: que la mujer de Abascal aparezca en bikini en las redes y que la Montero disfrute de una licencia pilífera; no hay solución de continuidad. En plena crisis y hablando de esto y de la operación de un tal Kiko Matamoros y de otras banalidades y no comentar lo guapa y elegante que fue Meritxell Batet a ver al rey Felipe. Serán republicanos, pero se arreglan que da gusto cuando pisan alfombras de la Real Fábrica de Tapices; ay. Con la llegada del mes en el que Hacienda no manda sus cartas negras supongo que estas noticias, ligeras como el viento, se multiplicarán y más con la delirante Carmen Calvo libre del brazo de su mentor, que se va al Coto de Doñana con Begoña. ¡Qué país, Miquelarena, qué país!

TE RECOMENDAMOS