Sucesos

Un dependiente fallece en soledad al morir el hermano que lo cuidaba

La autopsia ha confirmado que primero murió el más joven, de 70 años, y que días después lo hizo el mayor, de 74, incapaz de alertar a nadie sobre lo que había sucedido

Terrible tragedia la vivida en Las Palmas de Gran Canaria, donde un vecino de dicha ciudad que padecía un importante grado de dependencia ha fallecido tras morir en su casa el hermano que lo cuidaba, sin que nadie se diera cuenta ni los echara en falta durante días. Según la información adelantada por el periódico Canarias 7, los cuerpos de los dos hermanos, de 74 y 70 años, fueron encontrados sin vida el pasado 21 de junio, después de que los vecinos avisaran del fuerte olor que salía de su vivienda, situada en la calle Angostura, en el popular barrio de La Isleta.

Fuentes de la investigación han corroborado a EFE que ninguno de los hermanos presentaba signos de violencia, y que tampoco se observó en la primera inspección de la vivienda indicio alguno que hiciera pensar en otra causa de la muerte que no fuera la natural.

Los primeros resultados de las pruebas que componen una autopsia confirmaron después esa hipótesis.

Los cuerpos llevaban ya varios días muertos, pero con una diferencia evidente entre el hermano pequeño, que murió primero, y el mayor, que pereció tiempo después, sin poder hacer nada para avisar de su situación.

La soledad de los mayores es un fenómeno cada vez más habitual tanto en la sociedad de nuestro país como en la de los de su entorno, y las autoridades intentan paliar efectos tan terribles como el acaecido en Gran Canaria con servicios de alerta y teleasistencia destinados a los ancianos que viven solos.