Reino Unido

Un bebé pierde las manos y las piernas tras sufrir una infección de garganta

La joven se percató de que la parte posterior de la cabeza de su hijo estaba hundida y decidió acudir al médico

Un bebé pierde las manos y las piernas tras sufrir una infección de garganta. | FOTO: Metro

Una madre de 23 años de Lincolnshire (Reino Unido) ha contado en una entrevista concedida al diario británico Metro el sobrecogedor momento en que su pequeño Oliver de 11 meses perdió las cuatro extremidades tras sufrir una infección de garganta que se convirtió en una sepsis (infección producida por la presencia en la sangre de microorganismos patógenos) cuasi mortal.

La joven se percató de que la parte posterior de la cabeza de su hijo estaba hundida y decidió acudir al médico. Al día siguiente, los doctores, que indujeron el coma al bebé, reconocieron que tenía muy pocas posibilidades de sobrevivir. De hecho, la enfermedad fue tan grave que su pierna comenzó a desprenderse en el hospital mientras su madre lo sostenía en brazos. Posteriormente, perdió las cuatro extremidades que tuvieron que ser amputadas.

“Algunas personas pueden sentir lástima por nosotros pero me siento la madre más afortunada del mundo; todavía tengo a Oliver con nosotros, y puede que no tenga manos ni pies pero sigue siendo mi pequeño valiente y sonriente”, asegura. “Lo que pasamos fue horrible y nunca había estado tan asustada en mi vida pero Oliver es tan valiente que sabía que yo también tenía que serlo”, declara la madre británica, que añade que “soy su madre y es mi trabajo luchar por él y hacerlo sentir seguro”, sostiene.