Aguirre reclama una gran coalición constitucionalista como en Alemania

Tal y como se esperaba, la intervención ayer de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre en el Foro Premium del Atlántico de la Fundación DIARIO DE AVISOS, no dejó indiferente a nadie.
Ante más de medio centenar de invitados, miembros del club del foro, la exdirigente del PP y expresidenta del Senado, habló claro sobre la actual situación política, la exhumación de los restos de Franco, el independentismo catalán, y de su imputación en la Operación Púnica que instruye la Audiencia Nacional sobre la supuesta financiación irregular del PP. “No hay ningún español que piense que yo me he llevado ni un duro”, sentenció, y añadió que “nunca jamás” ha dado órdenes de “lo que hay que hacer” en la adjudicación de contratos públicos. Después de la presencia en el mismo Foro, el pasado mes de junio, del expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que reaparecía en público tras un año de su retirada, la exministra rompió su silencio, en una charla-coloquio celebrada en el Iberostar Grand Hotel Mencey de Santa Cruz de Tenerife, para hablar de lo que más le gusta: la política. Ferviente admiradora de la que fuera primera ministra británica Margaret Thatcher y liberal convencida, admitió que aunque lleva 4 años fuera de la vida política, siempre seguirá siendo política, lo que le dio pie para analizar lo que está pasando en España.

A su juicio, tanto la derecha como la izquierda están “divididas”, aunque la diferencia “es que los tres partidos de centroderecha apoyan la Constitución “inequívocamente”. Por este motivo, pidió a PP y Cs que “estudien fórmulas”, que permitan la formación de un “gran partido de centroderecha español”. “Lo que nos une es mucho más de lo que nos diferencia. Nos une la defensa de la libertad, la propiedad y de España como nación. Tenemos que apartar las diferencias ante asuntos como los vientres de alquiler, las políticas para luchar contra la violencia de género y los crímenes machistas, que son importantes, pero menos. El mayor problema, se mire como se mire, al que se enfrenta España es el desafío independentista de Cataluña”.

Dado que la situación electoral para el próximo 10 de noviembre “no cambiará mucho”, Aguirre instó a los “constitucionalistas” a “cerrar filas” en defensa de “la Transición, del consenso y del orden constitucional”, frente a los que “la ponen en duda o directamente las denigran, como Podemos y los independentistas”.
La exdirigente popular resaltó que ante ese ataque constante al orden constitucional, “creo que debemos estar unidos, incluso en coaliciones de gobierno, como ocurre en Alemania”.

TE PUEDE INTERESAR