TRIBUNALES

El juez Alba afirma que la sentencia en su contra es “tremendamente injusta” y anuncia que recurrirá

La sentencia aprecia delitos de prevaricación judicial en concurso con cohecho y falsedad en documento público y le exime de los de negociaciones prohibidas a funcionarios públicos y revelación de secretos

El juez Salvador Alba, a la izquierda, con el abogado Pedro Ayala a su llegada a la Audiencia Provincial de Las Palmas| EUROPA PRESS

El juez Salvador Alba, a la izquierda, con el abogado Pedro Ayala a su llegada a la Audiencia Provincial de Las Palmas| EUROPA PRESS

El magistrado Salvador Alba ha afirmado que la sentencia de la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que le condenó este martes a 6 años y medio de prisión por confabular contra la también juez y diputada de Unidas Podemos, Victoria Rosell, es “tremendamente injusta” y ha anunciado que recurrirá el fallo.

“Considero que el fallo es tremendamente injusto y discrepo con él con el más absoluto de los respetos hacia el tribunal y, además, mi total confianza en la Justicia. Tengo la absoluta seguridad de que esa sentencia tiene los días contados”, aseguró en declaraciones al periódico Canarias7 recogidas por Europa Press.

Para el juez, es “evidente” que no le quieren en la justicia canaria, algo que, dice, tiene “más que asumido”. “Hay interés de alguien en que Salvador Alba esté fuera de la judicatura canaria –continuó– aunque, afortunadamente, el procedimiento irá al Supremo”.

En este sentido, la sentencia aprecia delitos de prevaricación judicial en concurso con cohecho y falsedad en documento público y le exime de los de negociaciones prohibidas a funcionarios públicos y revelación de secretos.

Respecto a su condena, Alba insistió en que es “tremendamente injusta” al entender que su fundamentación jurídica “no puede sostener una pena de prisión” y comentó que le “extraña” que el único elemento de ánimo o intención que aprecia el tribunal sea el de perjudicar a Rosell “cuando no se ha considerado probado ni un solo episodio que demuestre ese supuesto odio que podía tener hacia ella en marzo de 2016”.

Del mismo modo, afirmó no entender que se haya considerado que cometió falsedad cuando emitió un informe al Tribunal Supremo “siendo este mismo órgano el que pedía que se hiciera constar en el mismo lo que yo considerase relevante en este procedimiento”; ni la construcción que ha hecho el tribunal del delito de prevaricación.

Al mismo tiempo, sobre el delito de cohecho, mostró su “perplejidad” por ver como un tribunal “considera delito que un juez de instrucción, después de una declaración del investigado con presencia de las partes en la que reconoce su relación con el marido de la juez que lo investigaba, se le pida al mismo que entregue los documentos que acreditan esa acusación tan grave, y hacerlo, es considerado cohecho”.

Finalmente, el juez Alba se mostró convencido de que el recurso que presentará “podrá apreciar la realidad de los hechos, pondrá sentido común y aplicará el Derecho de una vez por todas a un asunto al que se le ha dado la vuelta”.