polÍtica

Matilde Zambudio: “Ha quedado claro que todo lo que predicaba Ciudadanos no era más que humo”

Matilde Zambudio (Tarragona, 1974), abogada de profesión y primera teniente de alcaldesa de Santa Cruz, ha pasado de ser una profesional casi anónima a convertirse en uno de los rostros más populares de la capital, y no solo por su nuevo cargo.
Matilde Zambudio, durante su entrevista en Diario de Avisos| FRAN PALLERO
Matilde Zambudio, durante su entrevista en Diario de Avisos| FRAN PALLERO

Matilde Zambudio (Tarragona, 1974), abogada de profesión y primera teniente de alcaldesa de Santa Cruz, ha pasado de ser una profesional casi anónima a convertirse en uno de los rostros más populares de la capital, y no solo por su nuevo cargo. Su apoyo, y el de su compañero de partido, Juan Ramón Lazcano, a Patricia Hernández (PSOE) para que fuera alcaldesa de Santa Cruz le ha conllevado una exposición mediática sin precedentes en la capital, a la par que un expediente de expulsión del que aún sigue siendo su partido, Ciudadanos. La firmeza de esta última decisión se conocerá este mes de septiembre. También este mes tendrá lugar el acto de conciliación previo a la demanda que ha interpuesto Zambudio contra la secretaria de Comunicación de su partido, Vidina Espino, por acusarla de “tamayazo”. Todo este proceso, admite, la ha llevado a sentirse “decepcionada y desilusionada” con un partido que “prometía venir a regenerar todos los estereotipos de la política” y solo se ha encontrado con “más de lo mismo”. Una formación de la que, asegura, “ha quedado demostrado que todo lo que predicaba no era más que humo”. Por el contrario, la ilusión se la ha devuelto la actividad como cargo público. Pretende darle “una vuelta” a la gestión de la Sociedad de Desarrollo, de la que dice que ha estado “falta de ideas” y que para el dinero que recibe, “se ha aprovechado muy poco”. En Cultura, su otra área, apuesta por llenar Santa Cruz de actividades, haciendo de la cultura una “industria” e impulsando un área que, según indica, han dejado “morir”.

-Han pasado casi cuatro meses desde su entrada en el Ayuntamiento de Santa Cruz, ¿cuáles son sus sensaciones?
“Hay dos vertientes. Con respecto a la parte de Ciudadanos, lo que siento es muchísima decepción y muchísima desilusión. Pensaba que estaba en un partido regenerador, que venía a revolucionar todos los estereotipos de la política y, sin embargo, me he encontrado más de lo mismo. Por la parte que corresponde a la responsabilidad como cargo público, los sentimientos son totalmente opuestos. El poder trabajar para cambiar Santa Cruz, mejorar la ciudad y con ello la vida de los vecinos es algo que emociona mucho. Independientemente del trabajo que conlleva, de todos los escollos que me quieran poner, lo afronto con muchísima ilusión, y con un equipo maravilloso que tengo detrás, que, por cierto, es todo el equipo que participaba en las mesas municipales de Santa Cruz”.

-Personas que han acabado saliendo del partido. ¿En qué situación queda Cs en Santa Cruz?
“Está descabezado y desmembrado. En Santa Cruz, a parte de las constantes bajas que se han ido sucediendo, se han sumado las de las personas que estaban en la vida activa política del partido, las más destacadas, que también se han dado de baja. Así que, ahora mismo, está desmembrado. Me consta que se están haciendo esfuerzos para transformar la situación real del partido, pero lo tienen muy complicado. El apoyo que hemos recibido, no solo de Tenerife, sino a nivel de Canarias, es muy amplio. Tanto nosotros como los consejeros del Cabildo. Las personas que estamos en el proyecto desde el principio no compartimos ni el fondo ni la forma”.

-Si hubiera de nuevo elecciones, ¿cree que Cs repetiría resultados en Canarias?
“Lo veo muy difícil porque ha quedado claro que todo lo que predicaba no era más que humo”.

-¿Acabará Matilde Zambudio afiliándose al PSOE?
“Es algo que no me planteo. Es cierto que se nos ha abierto un abanico de opciones amplio, como, por ejemplo, la creación de algún tipo de plataforma, pero es algo que valoraremos en su momento. Vamos a ver qué pasa con el expediente de expulsión y luego ya se tomarán decisiones en ese sentido”.

Matilde Zambudio, durante su entrevista en Diario de Avisos| FRAN PALLERO
Matilde Zambudio, durante su entrevista en Diario de Avisos| FRAN PALLERO

-¿Y en qué punto está el expediente de expulsión?
“En el mes de agosto se ha quedado todo un poco parado, pero a partir de principios de septiembre empezará a caminar. De todas formas, no tengo ninguna esperanza de que la parte orgánica interna vaya a hacer algún tipo de rectificación sobre las declaraciones vertidas por personas destacadas del partido”.

-De consumarse la expulsión, ¿en qué situación política van a quedar ustedes?
“Primero debe haber una declaración de firmeza. Estoy tan convencida de que no hubo un incumplimiento de orden expresa, porque para que lo haya debe haber eso, una orden expresa, que, bueno, esperaremos a ver cuál es el procedimiento de los tribunales”.

-En caso de que finalmente se les considerara concejales no adscritos, ya ha dicho que recurrirá la norma canaria que los deja prácticamente sin funciones ante el juzgado…
“Esa sería la otra parte. Ya hay una sentencia del Tribunal Constitucional de 2017 que se pronunció expresamente y a colación de una resolución precisamente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en la que se determina la constitucionalidad de los derechos políticos de los cargos públicos que estén como no adscritos. Hay dos formas de arreglar esto: una es política y otra es a través de un recurso de inconstitucionalidad, y si se tiene que plantear, se hará”.

-Hablando de tribunales, ¿tiene alguna novedad sobre su querella contra Vidina Espino?
“El 25 de septiembre está citada Vidina Espino al acto de conciliación previo a la querella y no sé si seguirá la misma estrategia que siguió en la anterior comparecencia a la que estaba citada, donde no compareció excusándose en que vive en Gran Canaria. Habrá qué ver si viene o no”.

-¿Cómo está siendo la relación con el PSOE?
“Pues muy buena. Tenemos una relación excelente, cada uno en su lugar, en su posición, teniendo claro hacia donde vamos, una colaboración absoluta con todo el equipo de gobierno, y con el objetivo común de trabajar por los chicharreros y chicharreras”.

-Ha anunciado usted una auditoría de la gestión de la Sociedad de Desarrollo. ¿En qué punto está ese proceso?
“Ya se va a adjudicar a la empresa que se va a hacer cargo. Se va a hacer una de control interno que gire en torno a cada una de las áreas, viendo cómo han funcionado, la transparencia, si se han ajustado o no a la ley de contratos a la hora de adjudicar… Se trata, principalmente, de control interno y se van a auditar de 2014 a 2019”.

-¿Cómo se ha encontrado la entidad, financieramente hablando?
“En junio lo que quedaba para finalizar el año era en torno a los 600.000 euros, con lo cual nos va a dar para lo que estaba programado. Plenilunio lo vamos a hacer en los términos que se venía haciendo y poca modificación más vamos a poder meter. Lo mismo nos ocurre con los Ven a Santa Cruz de aquí a final de año. Con respecto a la Sociedad de Desarrollo, lo que vamos a hacer en estos meses que nos quedan para finalizar el año es programar todo lo que vamos a cambiar para el año que viene”.

-¿Y qué vuelta quiere darle a la dinamización el próximo año?
“Haciendo un análisis de los proyectos que ahora están sobre la mesa, en cuanto a la dinamización del comercio, podemos hablar de cuatro, que son el Ven a Santa Cruz, Plenilunio, Black Friday y Halloween. Viendo el funcionamiento y las actividades desarrolladas, y las incidencias en el comercio, lo que parece claro es que el objetivo de dinamización se tiene que mejorar. Quiero que quede claro que desde el Ayuntamiento se va a cumplir con esa función de dinamización del comercio y restauración, pero va a ser con estrategia. No es que vayamos a quitar nada, sino que se va a mejorar, de forma que todas las actividades que se hagan serán siempre de un modo estratégico. Nos vamos a sentar con las asociaciones de comerciantes, con todas, para recabar información y mejorar”.

-¿Y qué impresión le han trasladado los comercios con los que se ha reunido hasta ahora?
“Bueno, creen que es mejorable, y los números así lo confirman. Si se hace una actividad como el Ven a Santa Cruz para dinamizar el comercio el domingo y resulta que abre el 50%, e incluso ha habido épocas en las que ha abierto menos de ese 50%, está claro que hay que hacer un ejercicio de revisión, porque algo no se está haciendo bien y eso es exactamente lo que estoy haciendo. Las asociaciones de comerciantes van a tener un protagonismo absoluto; de hecho me consta que hay peticiones expresas, por ejemplo, de cambiar el día, porque, por el personal, los domingos les resultaba más difícil abrir, peticiones que no han sido atendidas. Nos sentaremos con ellos para cumplir la finalidad de dinamización”.

Matilde Zambudio, durante su entrevista en Diario de Avisos| FRAN PALLERO
Matilde Zambudio, durante su entrevista en Diario de Avisos| FRAN PALLERO

-¿Es partidaria de que las grandes superficies se sumen a esas aperturas dominicales?
“Antes de tomar una decisión sobre esa propuesta concreta, que es cierto que ya nos han hecho llegar, me gustaría saber la opinión del comercio de proximidad. Una vez que nos reunamos con todos tomaremos una decisión en función de lo que sea mejor para la ciudad”.

-El siguiente gran acto de dinamización es Plenilunio, ¿puede adelantar algo?
“Plenilunio nació con un componente cultural importante que a lo largo de los años se ha ido desnaturalizando, así que en este Plenilunio por lo menos unas cuantas actividades van a girar en torno a la cultura. Para ello vamos a contar con teatro y otras sorpresas que ya anunciaremos. No obstante, no es el cambio real que queremos llevar a cabo, pero sí que queríamos darle una pincelada de recuperación de lo que había sido”.

-¿Se mantendrán las dos ediciones de Plenilunio?
“El hecho de crear dos ediciones para un mismo evento hace que pierda el carácter de exclusividad que caracterizaba a Plenilunio, que era una vez al año, con lo que se da la imagen de estar faltos de proyectos. En vez de sacar un proyecto nuevo y diferente que ilusionara a los chicharreros, lo que se hizo fue duplicarlo. Me gustaría recuperar esa exclusividad anual que tenía Plenilunio y pensar en otros proyectos para Santa Cruz”.

-¿Entonces baraja una nueva propuesta similar?
“A mí lo que me asombra, después de mantener muchas reuniones con empresas y asociaciones, es la cantidad de ideas innovadoras y diferentes que aportan, lo que me hace preguntarme cómo es posible que en vez de sacar un proyecto referente, lo duplicaran. Así que buscaremos ideas nuevas”.

-Son varias las líneas estratégicas que salen de la Sociedad de Desarrollo, una de ellas es el turismo. ¿Qué planes tiene para este sector?
“Ocurre algo parecido a lo que pasa con el comercio, que las acciones son muy mejorables. Por ejemplo, tenemos la Casa del Carnaval, en la que se podrían hacer múltiples proyectos vinculados al turismo y no se están desarrollando. Este año hay que modificar el Plan Estratégico de la ciudad, con lo cual vamos a sacar ya el pliego para actualizarlo. También vamos a sacar los pliegos para los centros de información turística y se trabaja en la dinamización del turismo que necesita la ciudad, sector en el que no tenemos precisamente la bandera de la mejor gestión”.

-Habla del Plan Estratégico, ¿sabe cuáles serán las directrices de ese documento?
“He estado leyendo el plan actual y es un documento que es muy difícil de llevar a la práctica. Es una declaración de intenciones. El nuevo plan tiene que poder traducirse en acciones concretas. Además, son muchísimas las asociaciones que coinciden en que no se les tiene en cuenta en este tipo de documentos y eso es un punto que va a cambiar radicalmente”.

-Otra de las áreas de gestión que están bajo su responsabilidad son las del Parque Marítimo y el Palmetum. ¿Hay planes para esta zona?
“Ya ha habido un consejo de administración y, bueno, todo lo que se desarrolló en la reunión fue en torno a dotarlo de más actividades y aprovechamiento del que se está haciendo ahora”.

-¿Alguna propuesta en concreto?
“No se habló de ninguna en especial. Se barajaron muchas posibilidades que vayan más allá de lo que hay ahora mismo. Creemos que se pueden hacer más cosas, como, por ejemplo, yoga para mayores durante todo el año o aprovechar las instalaciones para hacer un cine de verano. Son solo ideas, porque en el Parque Marítimo hay un amplio campo de posibilidades. Vamos a hacer una tormenta de ideas y de ahí elegir las que sean más ventajosas para los vecinos”.

-¿Va usted a solicitar que se incremente el contrato programa?
“Con el dinero que tiene ahora la Sociedad de Desarrollo se le puede sacar mucho partido. No creo que sea un problema de dinero, sino de más ideas. De hecho, es una de las herramientas más potentes que puede tener cualquier ayuntamiento y ha estado, desde mi punto de vista, bastante desaprovechada”.

-¿Coincide con quienes hablan de la Sociedad de Desarrollo como de un organizador de fiestas?
“Creo que no han tenido en consideración todos los recursos que tiene. Es una sociedad que es transversal con todas las áreas y le ha faltado proactividad a la hora de proponer. Se pueden hacer muchas cosas con deportes, con fiestas, con cultura. De hecho creo que el poder gestionar conjuntamente Sociedad de Desarrollo y Cultura es una de las mejores formas de potenciar esa proactividad que ha faltado”.

Abogada, madre de dos hijos adolescentes, y con mucho coraje

Matilde Zambudio trasmite seguridad en sus afirmaciones. Se muestra prudente en los temas que sabe que son más polémicos para la ciudad, la misma prudencia que deja a un lado cuando habla del que casi ya no es su partido, Cs, del que admite sentirse absolutamente decepcionada. Bastante más delgada, esta abogada, que lleva 20 años viviendo en Santa Cruz, dice trabajar con ilusión y, como quien no quiere la cosa, desliza que da igual los escollos que le pongan por delante, que no se achanta. Nació en Tarragona, pero se considera chicharrera, y como madre de dos adolescentes, que además son mellizos, sabe lo que es compaginar el trabajo con el cuidado de la familia. Cuatro años de afiliación a Cs, en los que trabajó en las mesas municipales, le han dado el contacto directo con los vecinos. La prudencia se convierte en pasión cuando habla de cultura. “Es un sector que se ha dejado morir. Se recortó dinero por la crisis, pero la crisis pasó y no se recuperó la inversión”. Habla de convertir el sector en una industria que genere beneficios para la ciudad.

TE RECOMENDAMOS