Política

Román Rodríguez atribuye el déficit excesivo a que había elecciones

El consejero de Hacienda anuncia una revisión de las “oportunistas” rebajas fiscales, que “no han mejorado la vida y han impactado en los ingresos”

Román Rodríguez. S.M

Efe / DA

El vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, afirmó ayer que el Ejecutivo presidido por Fernando Clavijo (CC) incurrió en déficit excesivo porque había elecciones.

En el pleno del Parlamento, Román Rodríguez compareció para hablar sobre la situación económico-financiera actual de la comunidad autónoma a petición de Nueva Canarias y el PSOE. En ese escenario, argumentó que las “oportunistas” rebajas fiscales aprobadas por el anterior Ejecutivo “no han mejorado la vida de la gente” y, sin embargo, han impactado en los ingresos de la comunidad autónoma. Insistió en que hay datos “indiscutibles” del Ministerio de Hacienda y de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal española (Airef) que alertan de “un grave” incumplimiento del déficit a final de año si no se toman medidas.

“Me hubiera gustado haber heredado unas cuentas sin estos problemas”, comentó Rodríguez, que aseveró que el Gobierno está “arreglando” lo que CC “ha dejado” y ha establecido medidas para retener créditos con el fin de asignar a capítulos desviados. Al respecto, reiteró que “no hay ningún tipo de recorte” y explicó que el capítulo uno, que hace referencia al gasto de personal, de sanidad y educación precisa créditos adicionales de no menos de 140 millones de euros. Por ello, ha recordado, el Ejecutivo ha retenido créditos por valor de 170 millones para garantizar el pago de las nóminas en sanidad y educación para así no comprometer la estabilidad presupuestaria.

El consejero de Hacienda esgrimió documentos que revelan que en el primer semestre del año hay un déficit excesivo que, de proyectarse al conjunto del año, llevarían a un -0,64, lo que supone medio punto del PIB, y a un incumplimiento de la regla de gasto al 5,66. Asimismo, anunció que es partidario de revisar “algunos de los impuestos” que, de forma irresponsable, opinó, CC rebajó “solo por oportunismo, para conseguir votos” sin pensar en el futuro de Canarias. La diputada de CC y anterior consejera de Hacienda, Rosa Dávila, recriminó al Gobierno que le “perdone” a Pedro Sánchez 1.500 millones y, mientras tanto, “recorte” en Canarias 170 millones. “Están todo el día hablando de la herencia recibida”, profirió. “Nadie les obliga a heredar, todo el mundo sabe que se puede renunciar a las herencias”.

Dávila señaló que el objetivo de déficit solo está al alcance de cuatro comunidades y una de ellas es Canarias. Al Gobierno le ha entrado “miedo escénico” y “lo que han prometido no lo van a poder cumplir”, advirtió la diputada de Coalición Canaria, que destacó que el cuatripartito recibe “una comunidad saneada, con una deuda pública baja y un paro rebajado”.

Iñaki Lavandera (PSOE) criticó que el Gobierno de CC llevara a cabo rebajas fiscales “más que discutibles” en un “ejercicio de incoherencia e irresponsabilidad” que ha derivado en una “herencia envenenada” para el actual Ejecutivo.

La diputada de NC Esther González calificó a los dirigentes del Gabinete de Clavijo de “buenos vendedores de humo” que lanzaron “titulares inventados” cuando se acercaron las elecciones y los ha acusado de haber tomado decisiones para “buscar el voto fácil”.

Fernando Enseñat, del PP, lamentó que el Gobierno le eche la culpa “a los anteriores, que ya están en la oposición”, con el objetivo de acometer una subida de impuestos indiscriminada para trabajadores y autónomos.

Vidina Espino (Ciudadanos) avisó de que el Gobierno de Ángel Víctor Torres “no va a poder esconderse” mucho tiempo más “en la canción de la herencia”.

Manuel Marrero (Sí Podemos Canarias) censuró que se perdieran 120 millones de euros de recaudación cuando los servicios públicos esenciales están en una situación “deprimente”.