Quiebra de Thomas Cook

Canarias “trabaja” para “mejorar” el real decreto ley sobre Thomas Cook

Torres estará en Madrid mañana, cuando el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar el plan de choque por la quiebra del turoperador británico: “Nuestras propuestas se están estudiando”

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, durante una entrevista con DIARIO DE AVISOS. Fran Pallero
El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, durante una entrevista con DIARIO DE AVISOS. Fran Pallero

Medio mes después de la quiebra del turoperador británico Thomas Cook, el quebradero de cabeza por la quiebra se ha aliviado. Aunque los efectos tardarán en desaparecer, las soluciones que se han ido aplicando han atenuado el dramatismo. El Consejo de Ministros aprobará mañana el real decreto ley del plan de choque que Reyes Maroto anunció el jueves pasado en el marco de la Comisión Interministerial de Turismo. Por la cuenta que le trae, el Ejecutivo de Canarias está trabajando para mejorar el paquete de medidas. “Hay varias propuestas que nosotros hemos hecho, que se están estudiando en estos mismos momentos”, reveló ayer el presidente del Gobierno autonómico, Ángel Víctor Torres, durante la visita que cursó al DIARIO. “Me voy a Madrid el viernes de madrugada”, comentó. El mandatario avanzó que habría “importantes noticias”, referidas básicamente a las tasas, la conectividad, la promoción y en relación a las aerolíneas que se hagan cargo de “lo que ha dejado Thomas Cook”.

En la entrevista múltiple que este periódico publicará el domingo y el lunes, Torres defendió que, en términos generales, Canarias es la región española más perjudicada por el batacazo de ese gigante con pies de barro y, por ende, la más beneficiada por las medidas compensatorias. Ante las quejas del empresariado de Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía, de un lado, y de los recelos de las patronales canarias del sector frente a Baleares, de otro, Ángel Víctor Torres arguyó que las medidas favorecen “fundamentalmente” a Canarias, no por antojo, y una, particularmente a Baleares: la de los fijos discontinuos (bonificación del 50%), contratados para trabajos de carácter cíclico, que no se repitan en fechas ciertas dentro del volumen normal de actividad de la empresa. Al respecto, Torres recalcó que en Canarias no se da esa figura laboral: “Hemos planteado que se extienda a los fijos, pero no hay cobertura jurídica. Lo que se ha hecho es recoger la posibilidad donde había cobertura jurídica. Si pasas los temporales a fijos… No creo que estén de acuerdo la patronal ni, probablemente, los sindicatos”. El dirigente socialista celebró la rápida reacción de su Gobierno, que “se implicó” de inmediato. “De hecho”, enfatizó, “Canarias fue la que pidió una reunión de la ministra de Turismo con las comunidades autónomas. Yo intervine directamente, junto a nuestra consejera, Yaiza Castilla, que tuvo una actuación muy valiente”. La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones trasladó el 24 de septiembre que en España se habían quedado atrapados 53.000 turistas, 35.000 de los cuales, en Canarias. “De cada cuatro turistas, tres se quedaron aquí”, resaltó Torres. “Y Tenerife ha sido la isla más perjudicada. Por suerte, del lunes para el martes no cayó la línea aérea Condor, que se desvinculó de Thomas Cook, lo que habría castigado a las islas menores de una manera gravísima”. En medio de la turbulencia, la unidad de acción suavizó el aterrizaje forzoso: “Esto ocurrió un domingo y el lunes reunimos a los cabildos; la misma semana, a los municipios turísticos; a la siguiente, al Consejo Asesor del Presidente, con la patronal y los sindicatos. Un viernes por la tarde entregamos a Ashotel [asociación hotelera de la provincia de Santa Cruz de Tenerife] el listado de las empresas que el Gobierno nos había enviado para que antes del lunes identificara a las que se acogerían al aplazamiento del pago a la Seguridad Social”. Además de esta última, entre las decisiones que se han tomado, Torres destacó la reducción de las tasas en un 30%: “En vez de pagar 16 euros de tasa, pagas 10. Hay un ahorro de seis euros en el billete. Se piden rebajas para la tasa de aterrizaje o de despeje, pero ya estamos potenciando las del pasajero, que en cualquier caso supone un ahorro incluso con el asiento no ocupado. También hemos hablado con aerolíneas y se ha recuperado el 60% de lo que tenía Thomas Cook. Hoy hemos conseguido, con contactos diversos, que un turoperador noruego comprara todas las plazas de un hotel Princess que estaban comprometidas con Thomas Cook”.

Dotada con 300 millones de euros, la iniciativa ministerial incide en cuatro áreas sensibles: la conectividad aérea, la liquidez de empresas y autónomos, el mantenimiento del empleo y la recuperación de la demanda turística. Los trece puntos incluyen un incentivo comercial de las tarifas de AENA; la exoneración del 100% de la de pasajero en los asientos adicionales en vuelos internacionales que operen en la temporada de invierno (27 de octubre de 2019 a 28 de marzo de 2020) conforme a los programados el 31 de agosto de 2019; un abaratamiento de las ruta de ENAIRE superior al 12% a partir del 1 de enero de 2020, y la apertura de una ventanilla informativa de la Agencia Tributaria en sus delegaciones territoriales para asesorar sobre los procedimientos disponibles para retrasar determinados impuestos, dentro de la normativa vigente. En Canarias, el IGIG que no se haya cobrado no se factura.

En paralelo, el director de Marketing de Ryaniar, Kenny Jacobs, ha declarado a Europa Press que la bancarrota de Thomas Cook no condicionará el cierre de las bases de Tenerife Sur, Gran Canaria y Lanzarote, porque ocupaba un espacio “muy pequeño” en el mercado. El directivo esgrime que de los aviones del grupo que operaban, solo 35 pertenecían al turoperador británico, una cifra insuficiente para “cambiar los planes”. Eso sí, Ryanair valora el estímulo de los mercados emisores.