fútbol

LaLiga recurrirá que el Clásico se juegue el 18-D

La patronal de clubes no comparte el fallo del Comité de Competición de la RFEF, aunque aclaró que no solicitará medidas cautelares
Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional. /El Español

LaLiga reiteró que no comparte el fallo del Comité de Competición de la Federación Española de fijar el Clásico entre FC Barcelona-Real Madrid, aplazado por la situación en Cataluña, para el 18 de diciembre, aunque aclaró que no solicitará medidas cautelares.

En un comunicado, LaLiga recordó que inició los trámites para el aplazamiento del Clásico en Barcelona, previsto para este 26 de octubre, ante la “grave situación de orden público” en que se encontraba Cataluña y por el conocimiento de su departamento de seguridad de que el partido iba a ser “objeto de atención” de grupos no pacíficos.
En este sentido, la patronal de clubes informó de que los días 13 y 14 de octubre se mantuvieron contactos con instituciones del Estado para valorar la “adecuación y pertinencia” de la disputa del Clásico y sus condiciones.

A juicio de la patronal, el menor daño posible para la competición era, tanto en sus aspectos de integridad deportiva como en los económicos, la inversión de los partidos, y que el encuentro del 26 de octubre se jugara en el Santiago Bernabéu.

No obstante, el Comité de Competición resolvió fijar el 18 de diciembre, fecha con la que estaban de acuerdo ambos clubes, decisión que LaLiga “no comparte” y, por ello, decidió recurrirla ante los tribunales ordinarios y el Consejo Superior de Deportes (CSD), “sin solicitud de medidas cautelares”.

El 4-D, primera fecha

Entre las razones que esgrime LaLiga para expresar su disconformidad con el fallo de Competición figura que el 4 de diciembre era, con la intención de desvirtuar lo menos posible la clasificación provisional, la primera fecha disponible.

“Sorprende en esta situación que el Comité de competición de la RFEF valore criterios deportivos de otras competiciones, sin tener en cuenta los criterios deportivos de la competición nacional, que es la que debe defenderse”, lamentó el organismo presidido por Javier Tebas.

Asimismo, para LaLiga “no hay ninguna norma” que establezca que sean los clubes los que tengan la potestad de fijar la fecha de un partido tras la suspensión del mismo por causas excepcionales. “Podría llegarse al absurdo de que si ambos se ponen de acuerdo se podría disputar un partido como el aplazado en la penúltima o en la última jornada”, indicó.

Tampoco le parece “razonable” ni “legal” privar a LaLiga de una facultad tan importante para la comercialización de los derechos audiovisuales como es la fijación de la fecha de los partidos de las competiciones que comercializa y organiza, “y menos cuando ese partido es un Clásico y la comercialización conjunta, con sus beneficios y sus daños y perjuicios, afecta a todos los clubes de la competición profesional”.

TE RECOMENDAMOS