CASO GRÚAS: ENÉSIMA DERROTA PROCESAL DE CLAVIJO

El Supremo asesta otro varapalo procesal a Fernando Clavijo

El Alto Tribunal avala la decisión del TSJC, que ya advirtió al hoy senador de que no cabía recurso contra su decisión de no hacerse cargo del caso, y le condena a pagar las costas

El Supremo asesta otro varapalo procesal a Fernando Clavijo
Imagen parcial del auto del Tribunal Supremo comunicado ayer a las partes. DA

Nuevo revés para Fernando Clavijo en el caso Grúas. En esta ocasión ha sido el Tribunal Supremo, cuya Sala de lo Penal ha desestimado el recurso de queja que presentó contra la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), fechado el 15 de marzo de 2018, y en el que se rechazaba definitivamente la pretensión del entonces presidente de Canarias, para beneficiarse de sus privilegios como aforado regional, a pesar de que ya habían sido derogados con la entrada en vigor del nuevo Estatuto de Autonomía.

El texto del Supremo confirma ahora que, como informó DIARIO DE AVISOS en su día, no cabía recurso contra dicha decisión del TSJC, por lo que se condena en costas a Clavijo, quien, en consecuencia, tendrá que pagar los emolumentos de, por ejemplo, la procuradora y la abogada de Santiago Pérez (Avante La Laguna), quien se opuso a este recurso como parte personada, en su caso, como acusación popular.

Los hechos que han conducido a este nuevo revés procesal del hoy senador autonómico parten de su imputación en el llamado caso Grúas, que versa sobre tres delitos relacionados con la corrupción: malversación de caudales públicos, prevaricación administrativa y tráfico de influencias. En el afán de beneficiarse de los privilegios que le concedía su condición como presidente regional, Clavijo intentó que la causa se elevara desde el juzgado lagunero que lo investiga al TSJC, pero tal posibilidad fue rechazada en un auto dictado el 14 de noviembre de 2018, precisamente porque el nuevo Estatuto de Autonomía de Canarias ha suprimido, felizmente, los aforamientos regionales en este Archipiélago. Erre que erre, el que también fuera alcalde de La Laguna recurrió en súplica tal decisión del TSJC, que, a su vez, se reafirmó en otro auto, este fechado el 16 de enero de 2019. Inasequible al desaliento, la representación legal de Clavijo, que en la actualidad comanda José Antonio Choclán (uno de los abogados más conocidos y caros de España, entre cuyos clientes han figurado, por citar dos ejemplos, Cristiano Ronaldo y Francisco Correa) volvió a la carga e inició los preceptivos pasos ante el TSJC para recurrir en casación ante el Supremo. Fue entonces cuando se dictó el ya citado auto del 15 de marzo de 2019, que supuso una nueva derrota procesal de Clavijo al reiterar la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Canarias que contra su decisión no cabía recurso.

Aún así, el interés de Clavijo porque prevalezcan sus privilegios como aforado (lo que posteriormente le llevó a autoimponerse en su partido, Coalición Canaria, para ser elegido senador autonómico) hizo que presentase un recurso de queja ante el Tribunal Supremo, pese a la tajante decisión del TSJC ya expuesta.

Como no podía ser de otra manera, ahora ha sido la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo la que, una vez más, desestima lo solicitado por Clavijo, pero también castiga tanta obstinación procesal condenándole en costas, como también ya se ha citado.

Respecto a los motivos por los que estos tres magistrados del Supremo (Juan Ramón Berdugo, que es el ponente; Manuel Marchena y Ana María Ferrer) para adoptar tal decisión, se detalla que el recurrente (o sea, el abogado de Clavijo en su nombre) alega el artículo 25 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) al entender que el TSJC se está inhibiendo en el caso Grúas, pero no es así, sino que se trata de una “pérdida sobrevenida de la competencia al haber dejado de ostentar, algunos de los imputados, la condición de aforado autonómico”.

Así las cosas, el TS remata su argumentación: “A la vista de lo que acabamos de exponer y disponiendo el art. 848 LECrim. que contra los autos dictados bien en Apelación por las Salas de lo Civil y Penal de los Tribunales Superiores de Justicia, solo procede recurso de casación y únicamente por infracción de ley, en los casos en que esta lo autorice de modo expreso, es claro que la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias actuó con toda corrección al denegar la preparación del recurso de casación y que, en consecuencia, el recurso debe ser desestimado, con imposición de las costas al recurrente (art. 870 LECrim.)”.