Medio Ambiente

Protesta callejera de las arquitectas para exigir más árboles en Santa Cruz

El colectivo Cascos Púrpuras realiza una performance en las calles de la capital con motivo del Día Mundial del Urbanismo

El colectivo partió del puente Galcerán, recorrió Méndez Núñez y finalizó en el Colegio de Arquitectos. F. P.
El colectivo partió del puente Galcerán, recorrió Méndez Núñez y finalizó en el Colegio de Arquitectos. F. P.

Con sus paraguas púrpuras y vestidas de riguroso negro, el colectivo de arquitectas Cascos Púrpuras recorrió ayer parte de Santa Cruz, reivindicando la necesidad de que las ciudades sumen zonas de sombra a los espacios públicos a través de la plantación de más árboles en sus calles, lo que, a su vez, permitirá luchar de forma activa contra el cambio climático. Ayer, Día Mundial del Urbanismo, una treintena de arquitectas conformó la especial marcha, iniciada en el puente Galcerán y finalizada en el Colegio de Arquitectos.

En su recorrido, la calle Méndez Núñez fue uno de los puntos en los que pararon para hacer notar lo que, a su juicio, no se debe hacer, es decir, eliminar árboles, como se hizo en este punto el año pasado cuando se sometió a una profunda remodelación. Con sus paraguas púrpuras, las arquitectas imitaron las copas de los árboles allí donde ya no están y recuerdan que solo por ahorrar en mantenimiento no se puede justificar su eliminación.

El colectivo, que está formado por casi un centenar de profesionales, revindica a los árboles como elementos poderosos para crear sombra y espacios para el fomento de las relaciones sociales y, sobre todo, para bajar las emisiones de CO2 en las ciudades. “Tal es así, que las Naciones Unidas han comunicado recientemente que las ciudades son responsables del 75% de las emisiones totales de CO2 y, por tanto, la necesidad de aumentar el número de arboleda”.

Aunque Santa Cruz tiene dos árboles por cada habitante, muy cerca de lo que se recomienda (tres por cada uno), piden que los barrios y la periferia de la capital tengan más porque los que hay se acumulan en el centro.

El Colegio Oficial de Arquitectos de Tenerife, La Gomera y El Hierro (Coactfe) se unió a la celebración del Día Mundial del Urbanismo con un programa de actividades, que incluyó un taller para escolares y sendas conferencias de los arquitectos Juan Palop-Casado y Ginés Garrido Colmenero. El lema escogido, Re-activando ciudades, invitó a reflexionar sobre nuevas maneras de transformación del espacio urbano. El programa se abrió con la actividad Nuestra plaza imaginada, en la que tomaron parte alumnos de tres cursos del CEIP Fray Albino.