tribuna

De ruta

Ya están aquí los días en que paseamos por las calles de nuestro municipio y nos encontramos inmersos en el espíritu de la Navidad. El encanto de estas fechas llegan con el encendido de las luces, pero también con la apertura de los belenes familiares.

Portales con una gran historia, que han reunido a familias enteras para su realización. Preciosas obras, donde muchos han llevado meses trabajando con la ilusión de mostrarlos a todos los público. ¡Los más emocionados, los niños!

La Villa de La Orotava, es un municipio que cuenta este año, en su “XII Ruta de Belenes”, con 36 representaciones. Su misión, “rescatar, cuidar y fomentar la tradición de montar el Belén cada Navidad”.

Para la asociación Taoro –fundada en 2018- que reúne a los artesanos belenistas donde su máxima satisfacción es que se pasen a visitarlos. ¡Coge el coche o la guagua!

Su presidente, Estaban García, destaca que: “Cada uno con su estilo, de mayor o menos tamaño, con figuras de mayor o menos valor artístico, pero siempre con lo mejor de cada uno”.

Belenes de estilo hebreo, canarios, con más de 200 figuras móviles en 16 metros cuadrados… Todas unas obras de arte, que serán la herencia de muchas hijos y nietos, no solo por su valor económico, sino también emocional.

Y con mayor orgullo, los artista abren las puertas de sus casas, con total confianza, para turistas y visitantes, ya que este año se celebran los 500 años de la llegada del espíritu franciscano a la villa: San Francisco de Asís.

Hoy es un buen día para darnos una vuelta, y “matar tres pájaros de un tiro”. Les propongo salir temprano de casa, hacer una parada, en La Concepción, en La Laguna para un café, pensamos en el guachinche al que vamos a almorzar, y tiramos para La Orotava, de ruta. Después, un chocolate con churros.

Una mañana de sábado o domingo con la familia.

Que el espíritu de la Navidad nos acompañe los 365 días del año.

¡Felices fiestas!

TE PUEDE INTERESAR