La Palma

Fulminantes y fuertes: así son las trampas que sentencian a perros y gatos

"Cuando se dieron cuenta, la perrita estaba entrando en temblores, y no les dio tiempo ni de subirla al coche"

La protectora de animales y plantas Benawara, ha manifestado su total repulsa hacia la colocación de trampas envenenadas en el término municipal de El Paso, que en los últimos meses, se han cobrado la vida de más de una decena de perros y gatos. Un problema que ha generado gran preocupación entre los habitantes de la localidad, hasta el punto de provocar que se modificara el trazado de una ruta escolar para evitar aquellas zonas en las que más artefactos contaminados se han localizado.

Esther Campos, presidenta de la entidad, afirma en declaraciones a DIARIO DE AVISOS que desconocen exactamente el tipo de toxina empleada, aunque sí han comprobado que “es muy fuerte y fulminante; el animal lo ingiere y rápidamente le afecta al sistema nervioso”. Es más, cita uno de los casos más recientes, que tuvo lugar en el barrio de Tendiña: “cuando se dieron cuenta, la perrita estaba entrando en temblores, y no les dio tiempo ni de subirla al coche”.

Otro de los puntos donde se concentran estos episodios es San Martín de Porres, en El Barrial de Abajo pasense. Allí habría ocurrido, a finales de la semana pasada, otro desafortunado incidente. Se trata de una zona en la que, según Esther Campos, “se abandonan muchos gatos”, por lo que, cuando estos caen presa del veneno, “nadie lo denuncia”.

MÁS EFECTIVOS

Para la dirigente del colectivo animalista, en la que es considerada “isla verde” deberían existir más efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, ya que “no dan abasto para atender todos los problemas existentes”.