La Palma

La Palma aspira a convertirse en la primera Isla canaria 100% cardioprotegida

El Cabildo insiste en que los desfibriladores deben estar dados de alta en el censo de la Comunidad Autónoma, detallando su ubicación exacta

Desfibrilador Semi Automático (DESA) / EP

Una iniciativa de la Consejería de Seguridad y Emergencias del Cabildo palmero, que dirige Nieves Rosa Arroyo, pretende convertir a La Palma en la primera Isla cardioprotegida del Archipiélago. Para ello, explican desde la corporación, se procederá a colocar desfibriladores en distintas zonas de la geografía insular, sobre todo, en aquellas que están más aisladas de los núcleos de población.

Según la responsable del Área, se ha diseñado un plan de actuación de la mano con los 14 municipios, aportando a las administraciones locales información especializada sobre los dispositivos que se pondrán en marcha, así como los requerimientos legales que deben cumplir los mismos, puesto que su utilidad y operatividad es crucial para la supervivencia de las personas ante una parada cardiorespiratoria. “Un desfibrilador que no esté homologado, revisado, con el mantenimiento realizado y que no esté localizado es como si no tuviéramos nada”, señaló la consejera.

Asimismo, Arroyo destacó que los aparatos deben estar dados de alta en el censo de la Comunidad Autónoma, detallando su ubicación exacta, para poder localizarlos con mayor rapidez en caso de emergencia. De hecho, la institución insular tiene referenciados en su aplicación móvil todos y cada uno de los dispositivos que, en la actualidad, están instalados.