política

Pedro Martín: “En la Isla no estamos preparados para otra crisis de los cayucos; necesitamos la ayuda del Estado”

En una entrevista con DIARIO DE AVISOS, el presidente del Cabildo y líder del PSOE tinerfeño hace balance de sus seis primeros meses en el cargo y remarca el carácter social de las prioridades de su gestión
El presidente del Cabildo avisa que, "aunque no estamos a niveles de 2006 respecto a la llegada de migrantes, hay que ser cautelosos". SERGIO MÉNDEZ
El presidente del Cabildo avisa que, “aunque no estamos a niveles de 2006 respecto a la llegada de migrantes, hay que ser cautelosos”. SERGIO MÉNDEZ

Pedro Martín puso el pasado mes de julio punto y aparte a 32 años de Coalición Canaria al frente del Cabildo de Tenerife. El de Guía de Isora, que es también secretario general del Partido Socialista en la Isla, conoció de primera mano los desequilibrios “en inversión y desarrollo” que se sufrían en los diferentes municipios durante los 24 años que estuvo al frente de la alcaldía isorana, es por ello que ahora marca como principal objetivo de mandato conseguir un territorio más cohesionado. A pocos días de cumplir los 6 meses al frente del Cabildo y en el mismo mes en el que someterá sus primeros presupuestos insulares a votación, Martín concede esta entrevista en exclusiva a DIARIO DE AVISOS que tendrá dos entregas y en la que responde a las principales preocupaciones de Tenerife.

¿Qué balance hace de estos casi seis meses al frente del Cabildo insular?
“Han sido unos meses intensos, pasando por el anuncio de Ryanair sobre el cierre de sus bases en Tenerife, la quiebra de Thomas Cook, el cero energético que afectó a la Isla, y también el corte en el suministro de aguas depuradas destinadas a la agricultura en el Sur de Tenerife. Hemos tenido que ir gestionando estos asuntos de actualidad casi semanalmente, al tiempo que hacíamos una reestructuración de las áreas del Cabildo de acuerdo al nuevo Gobierno y que profundizábamos en el conocimiento de las más de 70 empresas que tiene la Corporación”.

¿Qué le ha supuesto dejar la alcaldía de Guía de Isora para ponerse al frente del Cabildo?
“Ahora tengo actividades hasta última hora de la tarde o incluso de la noche y esto me hace llegar más tarde a casa. Sigo viviendo (o mejor dicho durmiendo) en Guía de Isora, pero la presidencia ha sido un cambio muy brusco, el primer día a las diez de la mañana me encontraba en un pleno dimitiendo como alcalde y solo una hora más tarde estaba aquí como presidente del Cabildo. No ha habido demasiado tiempo para pensar, la gestión es tan intensa que tienes que subirte a un tren en marcha y no hay tiempo para demasiadas reflexiones. Probablemente lo podré ver con más perspectiva cuando pase algo más de tiempo”.

Como secretario general del PSOE, ¿Confía en que las negociaciones de Pedro Sánchez para formar Gobierno acaben esta vez por hacerle presidente?
“Creo que tiene un papelón muy complicado porque nunca hubo tantos partidos en el Parlamento nacional y esto hace francamente difícil cualquier tipo de conformación de Gobierno. Si a eso le unimos que antes la negociación con los nacionalistas catalanes se hacía en otros términos, respecto a mayores cotas de autonomía o de transferencias económicas, hoy el escenario es más distinto y complejo, porque los socialistas no vamos a aceptar un referéndum, ya lo hemos dejado claro. En cualquier caso, necesitamos tener Gobierno no solo para gestionar una situación económica complicada, sino porque además, las transferencias que tienen que llegar a esta comunidad autónoma dependen mucho de tener un Gobierno conformado”.

En los últimos meses se han dado pasos para el desbloqueo de proyectos históricos como el cierre del Anillo Insular o la recuperación de la costa de Valleseco. ¿Cómo lo ha vivido?
“Hemos empezado con muchísimas ganas. La gestión política es un proceso lento y para ver resultados en un mandato tienes que actuar desde el primer minuto. El inicio del cierre del Anillo Insular se consiguió trabajando junto al Gobierno de Canarias. Todos sabíamos que si no se empezaba la obra en plazo, habría que hacer una nueva declaración de impacto y eso suponía un retraso de al menos cuatro años. A partir de aquí, hemos querido impulsar las obras en el Sur de Tenerife, con los enlaces Chafiras-Oroteanda, que desgraciadamente, cuenta ahora con un fallo judicial en contra. Por otro lado, hemos iniciado negociaciones con AENA para mejorar el acceso al aeropuerto Tenerife Norte con una tercera vía y también nos hemos reunido con la Universidad de La Laguna para solicitarle una sesión de suelo para poder construir la pasarela de Padre Anchieta. Quiero pensar que estas dos últimas que he nombrado, podrían empezarse el próximo año”.

Antes de llegar a la Corporación incidía en las necesidades de la comarca Sur. ¿Qué prioridades hay para esta zona?
“Como alcalde yo defendía la necesidad de una Isla más equilibrada en sus inversiones y desarrollo. Sigo planteándolo como presidente del Cabildo, pero no pretendo sacar más para un lugar concreto. Lo que sí creo es en un desarrollo más armónico entre comarcas. Con respecto a las carreteras del Sur lo que me gustaría pensar es que por fin somos capaces de empezar a ponerles soluciones y lamento el fallo del Tribunal Superior de Justicia en el caso de Las Chafiras-Oroteanda, por el que solo nos queda interponer un recurso en última instancia para intentar que esas obras no se paralicen, algo que afectaría al desarrollo de nuevas vías desde San Isidro hasta Adeje”.

Este año se ha producido un incremento notable en la llegada de personas por mar a las Islas. ¿Estamos ante una nueva crisis migratoria?
“Aunque no estamos en los niveles de 2006, debemos ser cautelosos. La inestabilidad política en todo el Magreb, además de la coyuntura económica, desde luego van a seguir provocando que se den situaciones en las que haya personas que se lancen al mar en busca de un futuro mejor. Creo que a todos nos tiene que sobrecoger la reciente noticia de más de 60 personas ahogadas y llevadas por el mar a la orilla de una playa”.

¿Está Tenerife preparada para acoger a las personas que llegan por esta vía?
“Nosotros intentamos cumplir en los presupuestos con lo que acordamos hace años todos los cabildos en la Fecai, destinar a este fin una partida de 6’7 millones. Respecto a los menores que llegan solos, buscamos soluciones para alojarles. Estamos previendo esta situación hasta un límite, pero no podemos saber qué va a pasar en el 2020. Si aumenta el flujo como estamos viendo que ha venido ocurriendo en los últimos meses, debemos estar preparados. En cualquier caso, el Cabildo no será capaz, ni probablemente tampoco el Gobierno de Canarias, de abordar una situación solos como la que tuvimos hace algo más de diez años, porque fue una situación muy complicada y será necesaria la implicación del Estado en este asunto porque para nosotros solos va a ser imposible”.

¿Qué valoración hace de las frecuentes noticias sobre las listas de espera, la falta de personal y las condiciones de los diferentes hospitales de la Isla?
“Tanto el Hospital de La Candelaria como el Universitario de Canarias sufren una sobrecarga. Esto es, en buena medida, porque no hay hospitales de verdad en el Norte y el Sur. Tenemos que crear esos servicios y por eso nos hemos reunido con el Gobierno de Canarias. La idea es evitar que ciudadanos de estas comarcas tengan que desplazarse hasta la zona metropolitana para ser atendidos. Además, estamos valorando la posibilidad de ceder parte del edificio del hospital del Sur al Gobierno de Canarias para que por fin podamos tener quirófanos, un servicio de urgencias adecuado y laboratorios. Pero no es menos importante la dotación de más plazas para personas dependientes, porque eso ayudaría a descongestionar los hospitales. Hay personas que están ingresadas por falta de una residencia, y debe ofrecerse una alternativa”.

¿Han encontrado ya alternativas frente al deterioro del Hospital Febles Campos?
“Una de las partidas que más crece en los presupuestos de 2020 tiene que ver con el área sociosanitaria, el presupuesto del IASS sube un 6’3% y llega a los 202 millones de euros. Y sube también por la búsqueda de nuevas instalaciones, con una inversión de 13’1 millones. Desde luego, el Febles Campos necesita una alternativa adecuada. Esta ha sido una de las máximas preocupaciones de la consejera Marian Franquet y confiamos anunciar una solución al problema en los próximos meses”.

¿Entiende que los presupuestos del Cabildo para 2020 estén algo mermados por la retención del Gobierno de Canarias a lo percibido por el Fdcan?
“De alguna manera, estos presupuestos no dejan de ser una foto de un momento determinado y nuestra preocupación es que tengamos un equilibrio financiero. Confiamos en que la inversión que se refleje en los presupuestos no sea solo la que se presente en el pleno del día 27, sino que esperamos contar en los primeros meses de 2020 con una mayor disponibilidad económica en base al remanente para poder abordar obras importantes en Tenerife. Hay una parte del presupuesto de 2019 que no se llegará a ejecutar y este pasará al año siguiente para actuaciones financieramente sostenible. Además, confiamos en ingresar un dinero aún pendiente que tiene que ver con las competencias transferidas o impropias del Cabildo, pero que este realiza, y que podrían suponer algo más de 8 millones que estamos reclamando al Gobierno de Canarias”.

Intentarán aprobar estos presupuestos el próximo día 27. ¿Se han reunido ya con Sí Podemos? ¿Qué condiciones les plantean?
“En su momento firmamos con Sí Podemos un acuerdo para la gobernabilidad que incluía cuestiones que para ellos eran relevantes, como aspectos medioambientales o de mejora del empleo. Yo creo que este presupuesto recoge aquel acuerdo inicial. No obstante, les hemos trasladado que, respecto a aquello que consideren mejorable, estamos dispuestos a incorporar las enmiendas que nos parezcan razonables”.

TE PUEDE INTERESAR