La Palma

Tazacorte acabará con los malos olores en la depuradora del Puerto

Los partidos del Pacto de las Flores presentan una enmienda a las cuentas regionales, por valor de 250.000 euros, para ejecutar obras de aislamiento y poner fin a años de quejas

El complejo ha sido objeto de críticas, desde hace años, por parte del vecindario bagañete. DA

El aromático olor del Pacto de las Flores llegará a la depuradora de aguas del Puerto de Tazacorte, o al menos, mitigará el desagradable hedor que los vecinos de las urbanizaciones colindantes a esta instalación llevan padeciendo desde hace años. Y lo hará por medio de un proyecto de aislamiento que, salvo reveses de última hora, contará con fondos en las cuentas regionales del próximo ejercicio.

Los formaciones políticas que componen el Ejecutivo canario (PSOE, NC, Podemos y ASG), han presentado enmiendas en bloque a los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma para 2020, que comenzaron a debatirse ayer en la Cámara legislativa. Entre ellas, la consignación de una partida de 250.000 euros para ejecutar acciones encaminadas a la mejora del complejo de tratamiento hídrico, ubicado en la costa bagañeta.

Con el proyecto que se ha planteado llevar a cabo en la zona, cuyo coste total asciende a 450.000 euros, se daría solución a una demanda muy conocida por los habitantes de la localidad, especialmente, por aquellos que residen en las proximidades de esta infraestructura, puesto que desprende una pestilencia “verdaderamente insoportable”, señalan a DIARIO DE AVISOS varios vecinos.

El alcalde de Tazacorte, Juan Miguel Rodríguez, indica que esta acción “sigue la línea que hemos marcado en el Ayuntamiento, de adecuar las entradas a nuestro municipio”, y, sobre todo, en un área que “siempre se ha visto afectada por los malos olores”. Cuestionado por los pormenores técnicos de la obra, explica que “se quiere colocar una nueva cubierta, mejorar el tratamiento de los lodos e incorporar un sistema terciario”. Así, entiende que “se minimizarán las molestias y lograremos darle una mejora visual bastante importante al entorno”.

El Consistorio bagañete ya cuenta con un anteproyecto para la estación depuradora de aguas residuales y se encuentra actualmente redactando la idea definitivo de aislamiento, que esperan hacer realidad a lo largo del próximo año con ayuda del Gobierno de Canarias, que, según previsiones, se hará cargo de casi la mitad de la inversión necesaria por medio de la Dirección General de Aguas.

El Ayuntamiento espera contar con una subvención del Cabildo

El regidor local asegura que ya ha solicitado al Consejo insular de Aguas, organismo dependiente del Cabildo, que financie parte del proyecto de aislamiento. Una inyección económica que se uniría a otros compromisos ya asumidos por la primera corporación palmera con la localidad, especialmente en materia hídrica.